Monterrey, NL .- Una discusión con su mujer, seguida de un ataque de celos, fue el motivo por el que un hombre se prendió fuego frente a su familia, en su casa de la Colonia Nogales de la Sierra, en el sur de Monterrey.

En el patio del domicilio ubicado en la calle Palmas 1729, Juan Carlos Reyes Barrón, de 35 años, decidió rociarse gasolina e inmolarse con un encendedor, cerca de las 0:10 horas.

El hombre, quien es jardinero, pudo sobrevivir gracias a que su esposa Ana Luisa Reyna Rodríguez, de 35 años, disminuyó el fuego al cubrirlo con una colcha y arrastrarlo hacia el baño donde abrió la regadera.

Reyes Barrón fue trasladado al Hospital Universitario por paramédicos de la Cruz Roja con quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo, principalmente en piernas, tórax y parte del rostro.

Los problemas entre el matrimonio iniciaron hace meses, cuando Reyna Rodríguez ingresó a trabajar para ayudar a la economía del hogar.

Con cinco hijos por mantener, la mujer decidió ayudar a su esposo con los gastos de la casa, aunque eso dio inicio a una serie de conflictos.

"Empezó a ponerse celoso, decía que para qué me iba a trabajar, pero no completábamos con los gastos, yo quería que mis hijos tuvieran seguro.

"Todo se empezó a poner peor y ahorita discutimos porque me empezó a decir que yo andaba con otro, se enojó mucho, dijo que se quería morir y agarró un bote con gasolina, se la echó encima y se prendió fuego bien feo", explicó la esposa de la víctima.

Los gritos alertaron a varios de sus hijos, quienes salieron al patio y vieron a Reyes Barrón cubierto en llamas y cómo su mamá pretendía salvarlo de la muerte.

La mujer y dos de sus hijos arrastraron a Reyes Barrón hacia el baño, donde abrieron la regadera para apagar el fuego.

Minutos después arribaron los paramédicos de la Cruz Roja que trasladaron al lesionado al Hospital Universitario, donde su estado de salud era reportado estable.

Reforma