Ciudad de México .- Donald Trump hizo chuza en el gabinete federal una semana después de su visita a México.

Luis Videgaray, artífice del cuestionado encuentro entre el candidato presidencial republicano estadounidense y el Presidente Enrique Peña, renunció ayer a su cargo de Secretario de Hacienda.

Con él se fueron el subsecretario Fernando Aportella y el titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez.

El anuncio se dio en el salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, el mismo escenario donde el miércoles 31 de agosto Peña dio un mensaje junto al magnate estadounidense.

El Presidente informó ayer por la mañana del nombramiento de José Antonio Meade en sustitución de Videgaray mientras que Luis Enrique Miranda --quien se desempeñaba como subsecretario de Gobernación-- fue designado Secretario de Desarrollo Social.

Una semana de cuestionamientos públicos y discrepancias dentro del gabinete federal por el papel de Videgaray en la organización de la visita de Trump a Los Pinos culminó con el descabezamiento de la Secretaría de Hacienda.

Peña giró instrucciones a Meade para cuidar el paquete económico 2017.

"El esfuerzo para garantizar la estabilidad macroeconómica deberá ser a cargo de un ajuste en el gasto público, es decir, le tocará al Gobierno de la República apretarse el cinturón, no a las familias ni a las empresas de México", dijo el Mandatario.

Legisladores de Oposición aseguraron que la renuncia del hasta ayer titular de Hacienda obedeció a su responsabilidad en el encuentro de Peña con Trump.

"Es consecuencia de ese escándalo, el sacrificado fue Luis Videgaray, pero es muy extraño que se lleven a cabo estos cambios un día antes de que se presente el paquete económico a la Cámara de Diputados", consideró Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado.

El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, indicó que el Presidente actuó presionado por factores externos.

"Este error (la visita de Trump) ahora lo está queriendo enmendar (Peña) haciendo los cambios. Seguramente a los del Partido Demócrata no les gustó y lo presionan", expresó el tabasqueño en Monterrey.

El ex Presidente Vicente Fox señaló que el cambio es insuficiente.

"Que Peña nos recupere el honor, que baje del pedestal a ese baboso de Trump, que le quite esa investidura de estadista que vino a conseguir aquí en México", mencionó.

El diputado priista Jorge Estefan Chidiac calificó la renuncia como un sacrificio que debe valorarse.

Reforma