Ciudad de México.- Especialistas de organizaciones sociales criticaron el trámite de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para comprobar la supervivencia en el marco del programa "65 y Más".

REFORMA publicó este domingo que pese a su edad, los beneficiarios deben hacer fila por horas "a veces incluso pasar la noche en la vía pública" para realizar la comprobación y seguir recibiendo la pensión de 580 pesos al mes.

Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, señaló que es irrespetuoso y violatorio de derechos humanos dejar a los adultos mayores haciendo filas por horas para cobrar una pensión.

"Necesitamos un sistema único de protección social con un padrón único, requerimos construir un piso mínimo de derechos en el que invertimos en una base que garantice para todos lo mínimo y entonces superamos las principales carencias están afectando a la mayor parte de la población, este caso de los adultos mayores, salud, vivienda, servicios.

"El fondo del problema es que no tenemos un sistema que nos garantice derechos y de dignidad para todos. Yo espero que se resuelvan las filas, pero lo de fondo es que se construya un sistema de protección social", afirmó.

Rodolfo de la Torre, director del Programa de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), consideró que la prueba de supervivencia tendría que tomar en cuenta las dificultades que tienen las personas de más de 65 años para poder trasladarse.

La Sedesol, recordó, acaba de lanzar la cartilla social, que es un estado de cuenta individualizado para los hogares que son beneficiarios de algún programa social, y este podría ser un instrumento para agilizar los trámites de la pensión.

Comparado con parámetros internacionales, continuó De la Torre, la atención al adulto mayor en México es muy débil porque no se ha ganado una mayor esperanza de vida.

"En unos 20 años se va a sentir notablemente el aumento de las personas de más de 65 años y al crecer esta población lo que se necesita es todavía facilitar más la prueba de supervivencia. Lo que realmente necesitamos es un sistema de seguridad social de cobertura universal que tenga un componente de atención específico para los adultos mayores.

"Lo fundamental es que este sistema se financie con impuestos y no con aportaciones del seguro social, que accedan como un derecho universal y para eso se requiere una reforma fiscal que permita el financiamiento para todos", añadió.

Jaime Sobrino, profesor investigador del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales del Colegio de México, planteó la construcción de un sistema nacional de cuidados del adulto mayor.

"Se requiere hacer un reconocimiento explícito sobre el cambio demográfico que ya nos llegó y que cada vez va seguir siendo más intenso. Asumir que la población de 65 años cada vez va tener mayor participación en la estructura demográfica del País y, en segundo lugar, voltear a ver cuáles son las necesidades de pensiones pero también de jubilación, de salud pública y trabajo", sostuvo.

Rocío Culebro, directora del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, lamentó a su vez que México aún no ratifique la la Convención sobre los Derechos de las Personas Mayores.

REFORMA/Foto: CUARTOSCURO