Ciudad de México.- La organización ciudadana Mexicanos Primero exigió a los Gobiernos federal y estatales cortar los fondos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El presidente de la asociación, Claudio X. González, planteó que esa medida puede ser un paso para resolver el conflicto.

"Proponemos vaciar las arcas de la Coordinadora y debilitarla para que se pueda salir de este callejón.

"Pagarle a quien no da clases es ilegal y es injusto con los contribuyentes y con los maestros que cumplen con su deber", planteó el empresario, acompañado de Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

Pidió además que se cumpla la ley del Servicio Profesional Docente, que ordena descuentos a los maestros que no acuden a sus centros de trabajo y despidos a aquellos que falten a clases por tres días consecutivos sin causa justificada.

Consideró que para que esas medidas funcionen, los Gobiernos federal y estatales deben mostrar firmeza acreditando las ausencias de los docentes en las escuelas.

"Si hay voluntad de la autoridad", sostuvo, "eventualmente, los maestros buscarán regresar a sus labores para recuperar su sueldo".

"Entregarle recursos cuantiosos o permitirles una desmedida e ilegal dominancia de las secretarías de educación locales es equivalente a asegurar la continuidad de la actividad antieducativa de la Coordinadora".

De gira en Huehuetoca, Estado de México, el Secretario de Educación, Aurelio Nuño, reiteró la postura del Gobierno federal de no retomar el diálogo con la CNTE hasta que garanticen el regreso a clases.

Ayer continuaron las movilizaciones del magisterio disidente en Oaxaca y Chiapas, donde bloquearon vialidades, así como en Guerrero, donde impidieron el funcionamiento de oficinas de la Secretaría de Educación.

En la Ciudad de México, los profesores, acompañados por padres de los 43 de Ayotzinapa, marcharon desde el Monumento al Caminero a la caseta de la autopista a Cuernavaca, ubicada en Tlalpan.

En ese lugar, permitieron el paso libre a cientos de automovilistas, mediante una cooperación voluntaria para solventar, dijeron, los gastos de familiares de los desaparecidos en Iguala.

REFORMA/Foto: REFORMA