Ciudad de México.- A pesar de que el Ejército logró asegurar 50 por ciento más de armas en el País durante 2017 con respecto al año previo, los homicidios con ese tipo de instrumentos se incrementaron 34 por ciento.

Entre enero y octubre del año pasado las tropas lograron incautar 4 mil 410 armas, mil 480 más que durante el mismo periodo de 2016.

Los aseguramientos se dieron principalmente en operaciones en Tamaulipas, Sinaloa, Michoacán y Guerrero, según cifras de la Sedena, obtenidas mediante una solicitud de transparencia.

No obstante, en esos mismos meses el homicidio intencional con armas de fuego escaló de 10 mil 273 en 2016 a 13 mil 849 en 2017, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Las estadísticas revelan que justamente hubo un repunte en los estados donde se incautaron más armas al crimen organizado.

El tráfico de armas es un delito poco castigado en México, pues, del 1 de septiembre de 2016 al 1 de septiembre de 2017, solo ocho personas fueron sujetas a proceso penal por ese ilícito.

Agencia Reforma