Puebla.- Después de dos meses del feminicidio de Mara Fernanda Castilla, estudiante de Ciencias Políticas de la UPAEP, la empresa de transporte ejecutivo Cabify anunció su regreso a Puebla.

A través de un comunicado la compañía explicó a sus usuarios en la ciudad que están de vuelta para dar el servicio.

"A partir del día de hoy, conforme a la nueva regulación para las empresas de transporte privado en el Estado de Puebla, re iniciamos operaciones en esta entidad", anunció vía Twitter.

"Nuestra filosofía no ha cambiado y seguimos comprometidos con la mejora continua de nuestra plataforma; conscientes de que, aún hay mucho camino por recorrer, individual y colectivamente, pero seguros de que continuaremos siendo la mejor opción de transporte privado en el mercado", agregó.

El Gobierno de Antonio Gali canceló a Cabify su permiso para operar en Puebla después de conocerse que la joven Castilla fue privada de su libertad, abusada sexualmente y asesinada por el conductor de esa empresa, Ricardo Alexis N.

En la capital poblana más de 10 mil jóvenes, de la UPAEP, Ibero, UDLAP y de la BUAP, marcharon por calles del Centro Histórico para exigir un cese a las agresiones contra las mujeres y justicia para la estudiante.

Esa situación causó que se reformará la Ley del Transporte para el Estado de Puebla que ahora incluye reglas de funcionamiento para garantizar seguridad de los usuarios de este tipo de empresas.

Los choferes de Cabify, así como de Uber, deben aplicar pruebas psicológicas, psicométricas y toxicológicas, además de que deberán ser incluidos en un padrón para notificarlo a la autoridad competente.

Los automóviles que presten servicio de transporte ejecutivo también deben identificarse y su método de cobro solo podrá ser vía electrónica.

Esta mañana los autos de Cabify regresaron a la circulación en la ciudad de Puebla.

Agencia Reforma