Tijuana, BC.- Más de 100 migrantes extranjeros y un grupo menor de mexicanos que buscan asilo político por la violencia se congregaron en el puente peatonal de ingreso al puerto fronterizo de San Ysidro, en Tijuana.

Decenas de migrantes comenzaron a llegar la tarde del viernes desde los albergues donde se encontraban, ante la versión no confirmada de que el Gobierno de Estados Unidos aceptará a 100 personas este sábado para realizarles entrevistas.

Informes extraoficiales señalan que EU podría decidir ya no recibir a más migrantes extranjeros a partir del sábado, por ello, todos se dirigieron a esta zona de la ciudad.

Con cobijas, suéteres y sus pocas pertenencias, los migrantes salieron de los albergues en distintas colonias para dirigirse lo más rápido posible hacia el puerto fronterizo, en donde comenzaron a formarse.

Conforme transcurrieron las horas, al caer la noche, los migrantes improvisaron un campamento y pernoctaron sobre un puente peatonal en espera de cumplir el sueño americano.

Varios haitianos consultados indicaron que sus amigos y familiares han logrado con éxito obtener el asilo político.

Pero los mexicanos, alrededor de 30 personas de Michoacán y Guerrero, podrían no correr con la misma suerte.

La activista María Galleta, de la organización Madres y Familias Deportadas en Acción, indicó que el Gobierno de Estados Unidos entiende diferente el problema de los migrantes mexicanos.

"Ellos piensan que si los mexicanos argumentan ser afectados por la violencia pueden cambiarse de entidad y no necesariamente tener que ingresar a Estados Unidos", mencionó.

"Es muy probable que no logren el asilo político, pero lo preocupante es que llaman a sus familias diciendo que ya van a entrar a EU, cuando apenas serán entrevistados y quién sabe si los dejen ingresar".

Además de los connacionales, desde mayo pasado, Tijuana recibe a cientos de migrantes extranjeros que dicen ser de Haití, República Democrática del Congo, Senegal, entre otros.

Autoridades municipales calculan que son alrededor de 3 mil o más los extranjeros que han llegado hasta esta frontera, aunque el Instituto Nacional de Migración asegura que son alrededor de mil 500.

Reforma