Ciudad de México.- Luego de correr 10 kilómetros, el Presidente Enrique Peña Nieto se dijo satisfecho de estar por debajo de la hora para ese trayecto, con un registro de 53:10 minutos.

"Bajando de la hora ya es bueno. La subida está pesadita, pero ayuda mucho correr a sacar la presión, la tensión. No estaba compitiendo por mejorar el tiempo, sino participar, me siento contento", expuso.

"Lo importante es poder armonizar y guardar el equilibrio en lo que uno hace y siempre hacer deporte aunque sea un ratito. Hago un poco de ejercicio casi todos los días, lo sábados hago un poquito más".

Tras participar en la sexta carrera Molino del Rey, organizada por el Estado Mayor Presidencial, Peña lamentó que México sea un País con índices altos de obesidad.

"Sobre todo de obesidad infantil, pero creo que se está extendiendo esta disciplina de hacer deporte".

Ya recuperado, el Presidente dio a conocer que la próxima semana arrancarán los foros en la SEP para mejorar los diseños de la evaluación educativa.

"Es uno de los componentes de la reforma educativa, al sistema pedagógico, a los sistemas educativos y lo que se habrá de presentar es todo el trabajo que se ha hecho para que a partir de ahí, abrir foros de debate de opinión entre especialistas, académicos", comentó.

"La reforma es una de las varias que hemos logrado concretar y que son importantes para el desarrollo del País y quizá la que tuvo un más amplio consenso, ahora como Gobierno nos corresponde implementarla".

Peña precisó que aunque eventualmente el debate derive al estudio por parte del Congreso de otras iniciativas, la reforma educativa como tal fue aprobada ampliamente por todos los partidos políticos.

"No son ajustes (lo que hará la SEP), lo que va a hacer es revisar lo que la propia reforma contempla para revisar la evaluación y que pueda hacerse de manera mucho más eficiente. No altera nada", explicó.

Respecto a la próxima visita que sostendrá con su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, el Mandatario adelantó que la agenda se centrará en temas de cooperación educativa, cultural, información para seguridad y mejorar la infraestructura en las fronteras para llevar a cabo un comercio más eficiente.

"Temas de la agenda bilateral, tuvimos espacio para dialogar ahora en la cumbre de los líderes de Norteamérica, pero no fue espacio suficiente hablar temas propios de la relación entre México y EU", comentó.

"Este es uno de los encuentros, quizá el último que tenga con el Presidente Obama en esta recta final de su Administración, de poder revisar varios de los temas que acordamos, temas más allá que los relacionados con la seguridad pública".

Reforma