México.- La Conferencia Patronal de la República Mexicana (Coparmex), agrupación de empresarios de diversos sectores, propuso hoy una estrategia contra la delincuencia ante el aumento de la inseguridad que alcanza niveles superados hace una década.

"Es importante tener un marco normativo que nos permita generar una estrategia nacional de combate a la delincuencia", aseguró la Coparmex en un posicionamiento sobre materia de seguridad divulgado hoy en Ciudad de México.

La agrupación calificó de prioritaria la discusión en el Congreso de una ley de seguridad interior que regule el uso de las Fuerzas Armadas, que requieren de "reglas claras" para su actuación.

Consideró urgente que se apruebe la iniciativa de mando mixto policiaco presentada por el Ejecutivo el 2 de diciembre de 2016, aprobada por el Senado el 17 de junio de 2016 y que está en proceso de dictamen en comisiones de la Cámara de Diputados.

Los empresarios demandaron además un plan "emergente" de seguridad para los estados y municipios más afectados por la violencia, y revisar la estrategia empleada en los últimos años para ajustarla y mejorarla en lo que sea necesario.

La organización sostuvo que por más difícil que pueda ser "es prioritario" dedicarse a reducir la violencia en los estados donde más se ha incrementado. En especial deben frenarse los homicidios y los secuestros, apuntó.

En los primeros tres meses de 2017 se registraron 5.775 homicidios dolosos, de acuerdo con cifras de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), y si continúa esta tendencia el año terminará con unos 26.964 asesinatos, explicó la Coparmex.

Estos cálculos suponen una tasa de 21,8 homicidios por cada 100.000 habitantes en México, con una población estimada para 2017 de 123,5 millones, según el Consejo Nacional de Población (Conapo).

La tasa de los primeros tres meses del año muestra un incremento de 28,2 % respecto al mismo periodo del año pasado, "y es la más alta de la que se tiene registro en 20 años", apuntó la agrupación empresarial al citar datos del SNSP.

"México ya había pasado por una importante ola de violencia de 2008 a 2010, cuando las tasas se incrementaron entre 20,8 % y 26,7 % anualmente", destacó.

Los delitos del fuero común crecieron 19,1 % en los primeros tres meses de 2017 en comparación con el mismo periodo del año anterior y entre estos resalta el aumento del robo con violencia a transportistas (65,9 %) y a vehículos de carga (139 %).

En los primeros tres meses de 2017 también se incrementaron de forma considerable las lesiones culposas con arma de fuego (191,9 %) subrayó la Coparmex.

Un reporte divulgado el pasado 9 de mayo por el Instituto Internacional Estudios Estratégicos 2017 (IISS, por sus siglas en inglés), con sede en Londres, colocó a México como el segundo país más violento del mundo con 23.000 asesinatos en 2016, solo detrás de Siria con 50.000.

El Gobierno mexicano rechazó las conclusiones del reporte al señalar que le falta rigor técnico y metodológico, además de calificar de irresponsable señalar el combate al narcotráfico como un conflicto armado en el país.

La Coparmex está considerada como un sindicato de empresarios de diferentes sectores, que surgió en 1929 y actualmente agrupa a unas 36.000 empresas de 67 centros empresariales a nivel nacional.

Agencia EFE