Ramos Arizpe, Coahuila.- El Gobernador Rubén Moreira culpó de la crisis por desabasto de medicamentos en hospitales públicos a pacientes de entidades vecinas como Nuevo León, Zacatecas y Durango, que, aseguró, llegan a atenderse en el Estado.

El miércoles, el Congreso del Estado acordó solicitar a la Auditoría Superior del Estado y a la Auditoría Superior de la Federación que investiguen la falta de medicamentos en hospitales de la entidad.

Sin embargo, el Mandatario estatal aseguró que un 63 por ciento de los pacientes en hospitales generales no corresponden al Estado, incluyendo derechohabientes del Seguro Social y del ISSSTE.

Desde el 2014 existen reportes de desabasto en los hospitales de Coahuila, pero el año pasado alcanzó el 70 por ciento.

Ante falta de medicinas y reactivos en laboratorios, los hospitales generales de San Pedro y Francisco I. Madero han parado actividades en las últimas semanas.

REFORMA/Foto: REFORMA