Ciudad de México.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo tener pruebas de que Joaquín "El Chapo" Guzmán traficó por cielo, mar y tierra al menos 200 toneladas de cocaína y obtuvo ganancias ilícitas por 14 mil millones de dólares, en el periodo de 1989 al 2014.

Así lo establece el indictment 09-CR-466 (S-4) (BMC), presentado ante la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, donde le imputan 17 cargos criminales, entre ellos dirigir una empresa criminal en forma continua, tráfico de armas, lavado de dinero y conspiración para elaborar y distribuir cocaína, metanfetamina y mariguana, con la intención de importarlas a la Unión Americana.

Conforme a la acusación, en el último cuarto de siglo el presunto líder del Cártel de Sinaloa suplió a los colombianos como la principal fuente de distribución de drogas en Estados Unidos y construyó una estructura desde Sudamérica para transportar las sustancias ilícitas en barcos, submarinos, aviones, camiones y túneles en la frontera.

"Guzmán es el traficante de drogas más célebre del mundo", dice el memorándum presentado este viernes en este proceso por Robert Capers, Fiscal en la Corte de Nueva York, y Arthur Wyatt, jefe de la Sección de Drogas y Narcóticos Peligrosos de la División Criminal del Departamento de Justicia, quienes pidieron al juez imponer al capo la prisión preventiva durante el juicio.

La Fiscalía de Nueva York señala que desde fines de los años 80 el presunto narcotraficante comenzó a introducir drogas por California, Arizona y Texas, y que desde entonces era conocido como "El Rápido".

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) le atribuye la propiedad de varios cargamentos asegurados, como son 511 kilos de cocaína en el interior de un vehículo hallado en Patterson, New Jersey; otro de una tonelada con 997 kilos de alcaloides en una bodega del barrio de Queens, en Nueva York, y de una tonelada con 925 kilos de la misma sustancia en Chicago, Illinois.

Según la acusación, "El Chapo" también era dueño de una tonelada con 923 kilos de cocaína asegurados en un vehículo y un almacén de Brooklyn, Nueva York y de otra tonelada con 100 kilos incautada en una bodega de El Paso, Texas.

En la etapa de expansión de los negocios del capo, las agencias estadounidenses señalan que le aseguraron varios cargamentos en otros países y aguas internacionales, como es el caso de 12 toneladas de cocaína en un buque pesquero, una tonelada con 302 kilos en un submarino y 4 toneladas con 716 kilos, todos interceptados en el este del Océano Pacífico.

También se asegura que era suyo un cargamento de alcaloides interceptado en una lancha rápida, frente a las costas de Baja California, y 19 toneladas de la misma droga asegurados en un buque que navegaba desde Colombia a México.

El Departamento de Justicia afirma tener conversaciones telefónicas intervenidas a "El Chapo" con orden judicial, en las que se escucha al capo discutir sus transacciones de droga y que detallan sus actividades ilícitas.

"Por ejemplo, las autoridades policiales interceptaron y registraron comunicaciones que establecen que Guzmán organizó y dirigió envíos de cocaína que fueron asegurados por las autoridades", refiere el documento presentado a la Corte neoyorkina.

"Dichos aseguramientos incluyen: (1) aproximadamente 373 kilos de cocaína, el 15 de enero de 2014, por parte de las fuerzas de seguridad ecuatoriana; (2) aproximadamente 25 kilogramos de cocaína, el 27 de septiembre de 2013, por parte de autoridades de Estados Unidos; y (3) aproximadamente 456 kilos de cocaína, el 6 de junio de 2013, por autoridades ecuatorianas".

Guzmán ya compareció ante la Corte de Nueva York, para conocer los cargos que se le imputan, luego de que el Gobierno de México autorizara a los Estados Unidos juzgarlo por delitos adicionales a los autorizados en la extradición, consumada ayer jueves.

Reforma