Culiacán, Sinaloa.- La disputa entre grupos criminales por el Triángulo Dorado --en límites de Sinaloa con Chihuahua y Durango-- ha dejado más de 120 muertos y unas 400 familias desplazadas desde junio.

El conflicto inició el 10 de junio, cuando más de 50 sicarios comandados por el líder del Cártel de los Beltrán, Alfredo Beltrán Guzmán, "El Mochomito", hijo de Alfredo Beltrán Leyva y sobrino de Joaquín Guzmán Loera, tomó por asalto la comunidad de La Tuna, tierra natal de "El Chapo".

En la incursión fueron asesinadas siete personas y quemadas cuatro viviendas. Incluso, Consuelo Loera, madre de "El Chapo", fue obligada a dejar su vivienda en el poblado.

Desde ese ataque, las ejecuciones se registran a diario en el estado.

Un recuento de Grupo REFORMA contabiliza 126 ejecuciones desde esa fecha en prácticamente todos los Municipios de Sinaloa.

Mario Valenzuela López, Alcalde de Badiraguato --a donde pertenece La Tuna--, aseguró que más de 400 familias han dejado sus hogares en distintos pueblos y rancherías de esa localidad, acosados por grupos criminales.

El Comandante de la Novena Zona Militar, Rogelio Terán Contreras, confirmó que "El Mochomito" le declaró la guerra a Aureliano Guzmán Loera, "El Guano" --hermano de "El Chapo"--, cabeza de la célula del Cártel del Pacífico que opera en la sierra de Badiraguato.

"Todo para tener el control de los medios de producción que son los sembradíos de enervantes que quieren ellos controlar", señaló el militar.

REFORMA/Gráfico: REFORMA