Cdmx.- La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) informó ayer que continuará su política de precios graduales de combustibles durante el año 2018 y rechazó que haya fundamentos para suponer un “gasolinazo”.

En un comunicado, Pemex puntualizó que la fórmula de los precios de las gasolinas y el diésel al mayoreo en México “contempla mecanismos que reducen su volatilidad” por lo que no hay fundamento para estimar un aumento brusco en los precios.

En el país el costo de la gasolina se establece con base en la referencia internacional -el precio del barril en Houston- a la que se le suma el costo de transporte.

Pemex destacó que esta fórmula, como se ha demostrado desde que comenzó a aplicarse en 2017, “garantiza estabilidad, con ajustes diarios de acuerdo con las condiciones de un mercado abierto y competitivo”, como sucede en el resto de mundo. Denunció como “imprecisas” y “mal intencionadas” las declaraciones de empresarios de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS), de que podía esperarse un “gasolinazo” en enero de 2018.

 

EFE