Ciudad de México.- El Presidente Enrique Peña Nieto envió al Senado una iniciativa de reforma que elimina el pase automático para que el Procurador General de la República, Raúl Cervantes, se convierta en el primer Fiscal General de la Nación para un periodo de nueve años.

El Jefe del Ejecutivo propone dejar al Senado la designación del nuevo Fiscal.

Sin embargo, plantea que Cervantes pueda participar en la competencia junto con otros aspirantes.

“Una vez realizada la declaratoria, la Cámara de Senadores iniciará de forma inmediata el procedimiento para la designación del Fiscal General de la Nación”, se lee en la iniciativa.

“El Procurador General de la República que se encuentren funciones al momento de expedirse la declaratoria continuará su encargo hasta en tanto el Senado designe al fiscal”.

La propuesta plantea modificar la redacción del transitorio 16 constitucional que permitía al titular de PGR convertirse en un fiscal transexenal automáticamente.

En exposición de motivos, el Presidente reconoció que su propuesta responde a las inquietudes expresadas públicamente desde la sociedad civil y la academia.

Ciudadanos de diversas agrupaciones, investigadores y especialistas cuestionaron la intención de Cervantes de convertirse en el nuevo Fiscal debido a sucercanía con Peña.

En 2013, el Congreso aprobó una reforma política que incorporó a la Constitución un artículo transitorio para establecer que el titular de PGR podía convertirse, en automático, en el nuevo Fiscal General de la República.

El pasado 26 de octubre, el Senado ratificó hacerlo antes como titular de la PGR a propuesta del Ejecutivo.

Pero los propios ciudadanos pidieron el Congreso modificar el artículo transitorio para eliminar el pase automático.

También demandar a Cervantes renunciar al cargo para competir en igualdad de condiciones con el resto de los aspirantes a ocupar la fiscalía.

Los panistas proponen que el Procurador vigente pueda mantenerse en el cargo hasta el 30 de noviembre de 2018, es decir, cuando termine el sexenio.

Los perredistas plantean que el Senado designe al nuevo Fiscal.


II Agencia Reforma