Ciudad de México .-El Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) aprobó el pasado 21 de diciembre un plan para prevenir y atender la violencia generada por el uso de armas de fuego.

Aunque su finalidad es consolidar una política pública contra la disponibilidad de armas, sólo prevé una acción relacionada con su introducción ilegal a México, y ésta no tiene carácter operativo.

Se trata de "impulsar, en coordinación con las instancias competentes, los acuerdos, los compromisos y los instrumentos internacionales en materia de prevención de tráfico de armas de fuego".

Grupo REFORMA publicó ayer que la introducción ilegal de armas es un delito que prácticamente no se castiga en el País, a pesar de que cada año entran unas 253 mil unidades de manera ilegal, según cifras extraoficiales.

Datos oficiales indican que del 1 de septiembre de 2016 al 1 de septiembre de 2017, sólo ocho personas fueron sujetas a proceso penal por ese ilícito, y otras tres recibieron sentencias condenatorias.

El plan impulsado por la Secretaría de Gobernación también prevé una "intensa" campaña nacional de canje de armas liderada por la Secretaría de la Defensa Nacional.

Además, fortalecer las medidas de control, seguridad y resguardo de armas de fuego de las corporaciones policiales, para evitar su extracción ilegal.

Así como difundir, verificar y realizar operativos para supervisar el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana, que regula las armas de réplica y juguetes bélicos, así como realizar campañas educativas.

Con esas acciones, los gobiernos federal y estatales pretenden reducir la posesión, portación y uso de armas de fuego de cualquier tipo.

"Para dar respuesta a los retos en materia de seguridad, el CNSP sumará medidas enfocadas en reducir la disponibilidad de armas de fuego, así como fortalecer la estrategia contra la violencia de género y consolidar la línea #911Emergencias", escribió en Facebook Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Segob, el día de la aprobación del programa.

El CNSP además acordó establecer lineamientos para un mejor análisis y explotación de la información criminalística de las bases de datos relacionadas con proyectiles, casquillos y armas.

"(Las) armas de fuego han dado alta capacidad de fuego a la delincuencia y han sido uno de los principales habilitadores de la violencia", dijo Osorio Chong en la sesión.

Exhortó a la Cámara de Diputados a aprobar las modificaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos aprobadas por el Senado, y que buscan endurecer las penas en los casos de portación ilegal.

Agencia Reforma