A veces olvidamos de que el sol, la sal del mar y el cloro de las piscinas son agentes que dañan nuestro cabello añadiéndole una buena dosis de sequedad. Es necesario combatirlo con mascarillas y alejando el secador y las planchas lo más posible.

ALIADOS.

Llobet asegura que la mascarilla será nuestra gran aliada para aportar una buena dosis de hidratación al pelo. En caso de tener melena, el verano “es la estación perfecta para arriesgar y probar nuevos "looks"”, de ahí que recuerde que no hay que olvidar “bandós” de llamativos colores y estampados originales para protegerlo.

"El cloro de las piscinas seca el cabello, "se acumula en él” y produce que las puntas se dañen y tengan un tacto más desagradable, dándole un tono opaco y difícil de peinar”, indica Llobet.

Si lo que más deseas es lucir volumen, recomienda la línea específica para ello de Tresemmé y que conseguirá una cabellera hermosa y esponjosa.

TENEMOS QUE ESCONDER.

Por otro lado, añade que ha llegado el momento de esconder secadores, rizadores y planchas “de los que ya abusamos en invierno” para darle un respiro al cabello.

Un consejo al que se une David Lesur, estilista de David Künzle. “En verano, debe prevalecer lo natural, las prioridades para un buen estado capilar deberían ser cinco: la protección, la hidratación, el brillo, la detoxificación y una dieta saludable y rica en aceite de oliva virgen extra, verduras, frutas, hortalizas, semillas y frutos secos”.

Indica que los productos con keratina y pantenol son ideales para aportar hidratación y recomienda añadir al cuero cabelludo algún tratamiento reparador, como el Scalpsync de Matrix y prestar atención a las puntas con algún reparador.

Anthony Llobet añade que la keratina es el componente principal del cabello y la responsable de su fuerza y manejabilidad, “sin este componente nuestro pelo se vuelve quebradizo, sin brillo y se encrespa con facilidad”.

Para nutrir el cabello seco y dañado y fortalecerlo con Vitamina E y extractos naturales de girasol, recomienda la gama de hidratación intensa de la firma de peluquería para restablecer las áreas más débiles.

CONSEJOS ÚTILES.

Los estilistas de Maison Eduardo Sánchez apuntan que hay peinados, como las trenzas, que además de generar unas ondas “surferas” al final del día, realizarlas aplicando un aceite capital para sujetar el pelo, permite crear un “look” fresco con un “aporte nutritivo”.

Lavar el cabello a diario, si practicamos el baño en piscinas o en la playa, es lo más recomendable. Y recomienda aplicar previamente la máscara Quintessence de Leonor Greyl, desde el medio a las puntas, “el sol ayudará a que penetre y actúe y después se eliminará con el lavado”.

Llovet recomienda que se debe utilizar “una temperatura media durante todo el proceso de lavado. Además, si terminas con agua fría ayudarás a estimular la circulación sanguínea y cerrar las cutículas, con lo que conseguirás un pelo más brillante”.

EXTRACTOS NATURALES.

Prevenir y recuperar el cabello con extractos naturales, sin siliconas, durante la noche es la propuesta de Fridda Dorsch, con Go Organic, para recuperar el brillo y la hidratación “en el momento que el cabello descansa”, para así facilitar su peinado gracias al aceite de argán, y de girasol con un alto contenido en omega 3, 6, 9.

Alquimia recurre también a los elementos naturales con cinco aceites vegetales nutritivos: el de cártamo, que es hidratante y reparador; el de almendras dulces: que tiene efectos nutritivos y calmantes; el de aguacate: que es nutritivo y regenerante; el de ricino: que es suavizante y fortificante y el de jojoba: que escubriente y protector.

Una textura muy ligera, 5 Sens de René Furterer, nace con la intención de revivir el cabello, aportándole un efecto satinado y aterciopelado. Mientras que, para darle luz, estos especialistas capilares recomiendan Lumicia, con activos naturales que en su formulación previenen la sequedad y neutralizan la cal.

El Elixir de Monoï, de Polysianes, es un aceite seco multiusos para cuerpo, rostro y cabello, que es válido durante todo el año. Un aceite seco, con un perfume embriagador, evocador de la isla de donde proviene, con una fórmula muy nutritiva que incluye aceite de sésamo, de onagra y de coco.

Sobre el cabello húmedo actúa como un cuidado protector pre-cepillado. Aplicado como acabado en las puntas, proporciona brillo y suavidad, protegiendo el cabello de las agresiones externas y, tras la exposición al sol o el baño, actúa como cuidado nutritivo para obtener un cabello suave.

El aceite de macadamia es aportación de Kativa para revitalizar el pelo durante el verano, con una composición rica en ácidos oleicos, linoleico y Vitamina E.

Por Inmaculada Tapia.

EFE/REPORTAJES

Inmaculada Tapia

PIES DE FOTO:

1.- El cloro de las piscinas seca el cabello

2.- El cloro de las piscinas seca el cabello.