Ciudad de México.- Las corrientes internas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) demandaron ayer que la designación del candidato presidencial del Frente Ciudadano por México sea mediante un proceso democrático y transparente.

Durante la sesión del Consejo Nacional del partido, Alternativa Democrática Nacional (ADN) e Izquierda Democrática Nacional (IDN) pidieron que el sol azteca que no se someta a los intereses del PAN.

El Gobernador de Michoacán y miembro de Foro Nuevo Sol, Silvano Aureoles, sostuvo que no aceptará imposiciones en la selección de la candidatura presidencial.

"(Que la selección de candidaturas) sea a través de un método democrático y plenamente transparente, esa debe ser una postura de nuestro partido.

"(Debemos) distinguir al Frente del dedazo del PRI y la tómbola de Morena", indicó el mandatario estatal.

Sin referirse de manera directa al dirigente nacional panista, Ricardo Anaya, Roxana Luna, en representación de ADN, corriente liderada por Héctor Bautista, señaló que el Frente no debe responder a los intereses de una sola persona.

Denunció, en ese sentido, que el PAN quiere imponer al candidato del Frente Ciudadano por México.

La perredista reclamó que, si no hay un método democrático para la designación, el PRD analice su permanencia en el Frente.

"No puede darse (el Frente) que a partir de proyectos personales o proyectos partidarios. Seamos demócratas, ocupemos el método democrático", apuntó.

En representación de IDN, Paloma Castañón declaró que los aliados del PRD son parte de los problemas que aquejan al país, por lo que pidió no dejarse someter por ellos en las negociaciones del Frente.

"La voluntad de cambio de nuestros posibles socios es muy limitada. Quieren que llevemos como candidato a un monumento a la corrupción", dijo.

Aunque coincidió en que debe haber un método democrático para seleccionar al candidato, Guadalupe Acosta Naranjo, de Iniciativa Galileos, señaló que no se debe vetar a nadie, que no debe haber divisiones y que el objetivo principal debe ser sacar al PRI del poder.

Agregó que el PRD no se debe someter ante nadie, y acusó que algunos perredistas se fueron a Morena a "ponerse de rodillas" ante su dirigente, lo que consideró reprobable.

Jesús Ortega, de Nueva Izquierda, indicó que el objetivo primordial del Frente debe ser presentar una alternativa al autoritarismo que, dijo, representan el tricolor y Andrés Manuel López Obrador.

Sin mencionar a Morena, la dirigente del partido, Alejandra Barrales, afirmó que el PRD y el Frente deben diferenciarse de partidos que giran en torno a una persona y a candidaturas que surgen antes que la definición de un proyecto.

"Primero el programa y después los candidatos", indicó Barrales en el Consejo Nacional perredista.

Agencia Reforma