Ciudad de México.- México invierte poco y mal en el sector salud, advierte el informe Panorama de Salud 2017 de la OCDE.

Mientras que el gasto para este rubro en los otros países miembros de la organización ha ido a la alza, en México se ha mantenido sin variación en los últimos 12 años, lo que lo ubica entre las siete naciones que menos invierten en salud, concluye el informe.

"La posición de México es decepcionante e inquietante", alertó Ian Forde, analista senior de política de la salud del organismo.

"México está bastante bajo con el 5.8 por ciento del PIB de gasto en salud. Bastante inferior al promedio de la OCDE que es de 9.0 por ciento. Eso ya es inquietante, pero aún más inquietante es que una gran parte de este gasto viene del individuo, viene directamente del bolsillo", reprochó.

Y es que de acuerdo con Forde, el 41 por ciento de los gastos de salud es directamente del bolsillo del ciudadano, mientras que el promedio de la OCDE es de 20 por ciento.

"En la mayoría de los países vemos un aumento de gasto en salud en los últimos 20, 30 años. En México vemos una tendencia muy llana, queda al 6 por ciento por los últimos 12 años. Los países están incrementando su gasto en salud, pero México no", alertó Forde.

Según el analista, la baja inversión de México en salud se ve reflejada en la atención de la población, por lo que el país está muy por debajo del promedio de la OCDE en varios indicadores.

Por ejemplo, en el caso de los pacientes con derrame cerebral, el 19 por ciento mueren después de un mes en México, mientras que en los otros países de la OCDE se presentan en este periodo un 8 por ciento de fallecimientos por este motivo.

En los otros países, 7.5 por ciento de los pacientes con infarto de miocardio mueren después de un mes, y en México casi 30 por ciento.

Además, en los miembros de la OCDE casi un 90 por ciento de los niños sobreviven después de un diagnóstico de leucemia, en el país sólo 52.7 por ciento.

En las naciones agrupadas en la OCDE, 60 por ciento de las mujeres se han realizado mastografía en los últimos dos años, y en México apenas un 18 por ciento. En tanto, la vacunación contra hepatitis B, que en los países integrantes del organismo es de 94 por ciento, en México es de 82 por ciento.

Además del bajo gasto en salud, Forde alertó que no todos los recursos destinados para este rubro son bien invertidos.

Uno de los indicadores que reflejan este fenómeno es el de los partos por cesárea. En México es de 50 por ciento y en el resto de los países de la OCDE de 20 por ciento.

"Este es un ejemplo de mal gasto, de mala inversión", precisó.

El experto mencionó que en el país se registran avances en la vacunación contra la influenza, que se ubica en un 82 por ciento, cuando el promedio de la OCDE es de 43 por ciento.

Además, indicó que aunque en México 70 por ciento de la población adulta sufre obesidad, y el promedio en la OCDE es de 50 por ciento, ya no se observa una tendencia a la alza.

Dijo que también en México es menor el consumo de tabaco y alcohol, en comparación con el promedio de la OCDE.

Al igual que en el informe pasado, este año el organismo emite una serie de recomendaciones para México.

"Hay que aumentar el gasto público en el sistema de salud y al mismo tiempo reducir el gasto de bolsillo. Urgentemente hay que mejorar la calidad de la atención para mejorar estas tasas de sobrevivencia después de un infarto al miocardio, por ejemplo".

TABLA

Diferencias

Indicadores de atención en el sector salud en México y en otros países de la OCDE.

Gasto

(Cifra anual por persona)

OCDE $4,000

México $1,080

Personal

(Por cada mil habitantes)

OCDE

Médicos Enfermeras

3.4 9.0

México

Médicos Enfermeras

2.4 3

- En México la esperanza de vida es de 75 años, mientras que el promedio de la OCDE es de 80.6.