Ciudad de México.-La bolsa para la reconstrucción por los sismos quedó por debajo de las demandas de los damnificados y de la oposición, tras ser aprobado en la Cámara de Diputados el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018.

Incluso, se quedó corta respecto de lo que el propio Ejecutivo federal previó para atender la emergencia.

La bolsa para la reconstrucción será de alrededor de 28 mil 394 millones de pesos, frente a los 50 mil millones que exigían el PAN, PRD, MC y Morena.

El Presidente Enrique Peña Nieto señaló, días después de los sismos, que el costo de reconstrucción sería de 48 mil millones de pesos.

Con 413 votos a favor, 49 en contra y cero abstenciones, el pleno de la Cámara aprobó en lo general el dictamen, con una redistribución de recursos por 83 mil 814 millones de pesos.

De esa bolsa de reasignaciones, 43 mil 291 millones provienen de los ajustes a la Ley de Ingresos y otros 40 mil 523 millones se generaron de reducciones en diversas partidas presupuestales.

Entre reclamos por un posible manejo electoral del presupuesto, las bancadas aprobaron un presupuesto total por 5 billones 236 mil 375.6 millones para el próximo año.

La asignación a la reconstrucción por fenómenos naturales se concentrará en el Fondo Nacional de Desastres (Fonden), al que se le asignarán 24 mil 644 millones de pesos, de los cuales 18 mil millones son la ampliación negociada por las bancadas.

El resto, 6 mil 644 millones de pesos, los propuso originalmente el Ejecutivo federal antes del sismo del 19 de septiembre.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Jorge Estefan Chidiac, señaló que los recursos de ampliación al Fonden serán destinados para la reconstrucción de la infraestructura pública en las entidades afectadas por los sismos y para que las familias reparen o reconstruyan sus viviendas, así como para reactivar la economía en esos estados.

También se consideran 2 mil 500 millones de pesos como un nuevo Fondo de Reconstrucción para Entidades Federativas, que será vital para que las entidades puedan aportar el llamado "pari passu" que se exige en las reglas de operación del Fonden, como una aportación presupuestal de las entidades para acceder a los recursos.

De acuerdo con Estefan Chidiac, el nuevo fondo podrá ampliarse hasta por un monto mayor a 10 mil millones de pesos, para municipios y delegaciones declaradas en desastre.

En la negociación se agregaron 170 millones de pesos al Fondo para la Prevención de Desastres Naturales, con el objetivo de desarrollar proyectos en la materia.

Se asignan también 2 mil 500 millones de pesos al Fondo de Capitalidad, de los cuales mil 250 millones son adicionales, producto de las negociaciones.

Con ese fondo, el Gobierno de la Ciudad de México podrá destinar recursos para la reconstrucción, en específico para reparar la infraestructura vial e hidráulica.

El presupuesto prevé incrementos al presupuesto al campo de 7 mil 800 millones de pesos, con lo que se reponen los recortes por 6 mil 300 millones que planteó el Ejecutivo en su iniciativa, y se incluyen mil 500 millones de pesos adicionales.

Otra ampliación cuantiosa fue para comunicaciones, por 7 mil 444 millones de pesos. De ese monto, 6 mil 694 millones son adicionales para infraestructura carretera, caminos rurales y alimentadores en todas las entidades.

Otros 5 mil 526 millones de pesos adicionales se aprobaron para educación, y 8 mil 300 millones de pesos son adicionales a programas prioritarios para grupos vulnerables.

Agencia Reforma