Washington.- El jurista brasileño Paulo Abrão fue seleccionado hoy como nuevo secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en sustitución del mexicano Emilio Álvarez Icaza.

El anuncio se produjo menos de 24 horas después de que los siete comisionados que integran la CIDH entrevistaron aquí y por separado a cada uno de los cinco finalistas seleccionados de entre las más de 90 candidaturas presentadas.

Abrão, quien tiene un doctorado en Derecho, es profesor de Derecho en Brasil y en España, y es secretario ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur, así como presidente de la Comisión de Amnistía de Brasil.

Antes fue secretario nacional de Justicia, presidente del Comité Nacional para los Refugiados y del Comité Nacional contra la Trata de Personas en Brasil, y cuenta con experiencia profesional en gestión de políticas públicas, financieras y presupuestarias.

En enero pasado, Álvarez Icaza anunció su decisión de no postularse para un nuevo periodo de cuatro años, citando razones familiares.

Además de Abrão, otros cuatro finalistas fueron considerados para ocupar la secretaria ejecutiva hasta el año 2020, con la posibilidad de ser reelecto para un nuevo periodo de cuatro años.

Estos fueron Elizabeth Abi-Mershed, de Estados Unidos, y quien actualmente es la secretaria ejecutiva adjunta de la CIDH; Renzo Pomi, de Uruguay; Michael Reed-Hurtado, de Colombia, y Lisa M. Shoman, de Belice.

Su selección tuvo lugar en medio de una profunda crisis económica que llevó ya a la CIDH a suspender los dos periodos de sesiones restantes que tenía previsto celebrar en este año, por falta de fondos.

En mayo pasado la comisión adelantó el despido del 40 por ciento de su fuerza laboral, cuyos contratos vencen este próximo 31 de julio, debido igualmente a que no cuenta con recursos ni con la expectativa de recibir fondos para poder renovarlos.