México.- La Secretaría de Gobernación (Segob) de México y padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa celebraron los avances logrados hoy en torno al mecanismo de seguimiento al caso de la CIDH, si bien los familiares remarcaron que será esta semana en Washington donde se zanjarán las negociaciones.

"Hubo avances, sí, pero hay acuerdos que se van a determinar en Washington sobre tres puntos principales en los que no avanzamos. (...) Valoramos (los logros) como algo que ayuda un poco", dijo a Efe el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, al concluir la reunión.

Este es el cuarto encuentro este mes entre padres de los 43 jóvenes desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, y miembros del Gobierno Federal, en aras de establecer las pautas para el mecanismo de seguimiento al caso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En un comunicado, la Segob informó que en el encuentro participaron los subsecretarios de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa y de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Miguel Ruiz.

Junto a "madres y padres de los estudiantes desaparecidos de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos acordaron las bases del acuerdo del mecanismo de seguimiento sobre este caso", detalló el boletín, dando una visión más favorable al alcance de las negociaciones.

"La redacción del mecanismo fue resultado de diversos encuentros con las madres y los padres de los normalistas desaparecidos y conforme a lo propuesto por las secretarías de Gobernación, de Relaciones Exteriores y de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía)", explicó.

Este mecanismo será presentado en los próximos días a la consideración de la CIDH, detalló.

Del 27 al 29 de julio miembros del Ejecutivo, padres de los jóvenes y entidades asesoras viajarán a Washington a fin de acordar los términos de este instrumento de seguimiento al caso.

Humberto Guerrero, coordinador de Derechos Humanos de la ONG Fundar, quien acompaña a los padres en los trámites internacionales, explicó que "se ha ido avanzando en algunas puntos que forman la base del mecanismo, pero hay diferencias en tres puntos".

Estos son el número de visitas oficiales que puede hacer el mecanismo, el número de integrantes del equipo técnico de apoyo del mecanismo y la fijación de una agenda temática previa a cada visita de la CIDH.

"Estos puntos no podemos aceptarlos tal y como los quiere el Estado porque tienen que ver con funciones muy concretas de la CIDH", y es por ello, agregó, que se esperará a Washington a que sea la Comisión, que votará en el pleno, quien tome la última decisión.

Guerrero explicó que los avances "han costado mucho trabajo", remarcando que "los inconvenientes siempre vienen por parte del Estado".

Este martes se cumplen 22 meses de la tragedia de Iguala, en la que según la versión oficial los 43 estudiantes fueron detenidos por policías municipales y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron y quemaron sus restos en un basurero del municipio vecino de Cocula.

Esta teoría ha sido puesta en duda por organismos internacionales como el grupo de expertos independientes de la CIDH, que tras meses coadyuvando en el caso presentó este año un informe en que denunció graves fallos en las investigaciones.

Si bien el Gobierno se negó a renovar el mandato para que los expertos siguieran con las pesquisas, se acordó que la CIDH instrumentaría un mecanismo especial para dar seguimiento al caso, a la vez que el organismo interamericano dictó medidas cautelares para la protección de los familiares de las víctimas.

EFE/Foto: EFE