Jalisco.- En medio de una discusión donde diputados aprovecharon para sacarse sus "trapitos", fue aprobada la reducción del financiamiento público a partidos políticos como parte de la reforma electoral que comenzó a discutirse el 23 de mayo en el Congreso del Estado.

La propuesta de recorte de prerrogativas avalada por mayoría de legisladores la madrugada de este jueves, contenida en la iniciativa del diputado independiente Pedro Kumamoto, #SinVotoNoHayDinero, establece que en años electorales se multiplicará el 65 por ciento de la Unidad de Medida y Actualización -75.49 pesos en 2017- por la votación válida emitida, mientras que cuando no haya comicios será el 20 por ciento por el padrón electoral.

Se estima que esta medida representaría una reducción del 50 por ciento en la asignación de recursos en años con elecciones y del 70 por ciento en los que no se realicen comicios, aunque el porcentaje variaría según el número de votos.

En la reforma electoral aprobada también se estableció reducir una diputación plurinominal, se requiere a partidos obtener 3.5 por ciento de votos para acceder a curules por la vía de representación proporcional y se obliga a la paridad horizontal para que candidatos a Alcaldías sean 50 por ciento mujeres y 50 por ciento hombres.

Durante la discusión de la reducción de financiamiento a partidos, la diputada del Partido Verde, Érika Ramírez, acusó a Kumamoto de no ser un diputado tan independiente, pues su iniciativa sería una copia de la impulsada por el PRI.

En tanto que Enrique Aubry, también del Verde, exhibió que la reforma electoral donde su fracción legislativa habría perdió la batalla, se estuvo negociando en privado y, pese a existir pacto para avalarla, hubo partidos que rompieron acuerdos, el PRI y MC, a quienes calificó como agua y aceite que terminaron mezclándose.

"Yo podré tener infinidad de defectos, pero si alguna cualidad podría decir es que soy un hombre de palabra", apuntó el congresista.

Como respuesta, el priista Hugo Contreras refirió que a los ciudadanos no se les puede engañar y citó un dicho: somos coyotes de la misma loma.

Los diputados del PRI, Claudia Delgadillo y Oswaldo Bañales, hicieron señalamientos contra el emecista Ramón "El Mochilas" Guerrero, a quien acusaron de ser incongruente por haber formado parte del PAN y de haber dado "moches" y material para construcción cuando fue Alcalde de Puerto Vallarta; él reculó diciendo que el viejo y nuevo PRI son "la misma gata nomás revolcada".

Como es una reforma constitucional, la iniciativa necesita el aval del 50 por ciento más uno de los municipios de Jalisco, y de ser aprobada, sólo impactaría a los recursos estatales que reciben los partidos, los federales les seguirían llegando igual.

Agencia Reforma