Ciudad de México .- Padres de los 43 normalistas desaparecidos y el Subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, discuten esta tarde los detalles para el mecanismo de seguimiento al caso Iguala.

El mecanismo fue acordado tras la salida del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) como un método para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) siga vigilando la investigación.

En la reunión privada también participan el abogado Vidulfo Rosales y los representantes del Centro ProDH.

"No tenemos confianza, pero vamos a esperar. Ayer se dio un paso importante para un diálogo", consideró Rosales.

Entrevistado antes de entrar a la reunión, indicó que los padres exigirán que el equipo técnico de la CIDH tenga presencia permanente en México, acceso a la información sin reserva y que los comisionados tengan autorizada la visita al país cada dos meses.

Además, negociarán que el mecanismo dé seguimiento a las recomendaciones hechas por el GIEI, y no solo a las medidas cautelares emitidas por la Comisión.

En tanto, Roberto Campa se dijo abierto al diálogo con los padres.

"Lo que México ha planteado frente al Relator y frente al presidente de la Comisión es su disposición para que, el tiempo que se requiera (el equipo técnico dé seguimiento) para cumplir con su tarea, sea el tiempo que esté aquí. El mecanismo va", dijo en entrevista antes de entrar a la reunión.

Indicó que los detalles del mecanismo han avanzado gracias reuniones en Washington y ante la Canciller Claudia Ruiz Massieu.

Agregó que, aunque la búsqueda de los jóvenes no se ha interrumpido, discutirá con los padres un modelo que involucra a la Policía Federal.

REFORMA