México.- La Ciudad de México empieza a presentar signos de presencia de grupos de la delincuencia organizada, como sucede en distintos estados del país, afirmó ayer el político Ricardo Monreal, y dijo que para evitar su instalación en la capital se debe crear un frente común entre los Gobiernos local y federal.

Monreal consideró que existen "manifestaciones embrionarias" de dicha presencia, y como muestra citó la invasión ilegal de inmuebles, que funcionan como centros de operaciones de grupos delicuenciales, como se presume ocurrió en el edificio de la céntrica colonia Hipódromo Condesa en el que se halló un túnel hace dos semanas.

"Si queremos entender la presencia del crimen organizado, de los cárteles, como la conocemos en algunos estados del país, en la Ciudad de México todavía no se da", dijo categórico Monreal en una reunión con corresponsales extranjeros en esta capital.

"Pero si atiendes las manifestaciones de los delitos de alto impacto, empieza a presentarse", añadió, y recordó que el año pasado la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, indicó que existen cinco cárteles "intentando penetrar la capital" mexicana.

Señaló que la estructura en la que existe protección a los criminales por parte de la autoridad, colaboración de cuerpos policiales y fiscalías, y complicidad de políticos y funcionarios con los cárteles aún no se concreta, pero reconoció que no se puede negar que los delitos de alto impacto ya están en la capital.

Entres ellos mencionó el narcomenudeo, la trata de personas, los delitos de cuello blanco, la extorsión y otras actividades que normalmente son de la delincuencia organizada.

Monreal, jefe de la delegación (circunscripción política) Cuauhtémoc, que abarca toda la zona centro de la metrópoli, indicó que en la ciudad existe una industria ilegal de la invasión de inmuebles.

"Sólo en la demarcación existen 700 bienes inmuebles invadidos por distintas organizaciones y en muchos de ellos se presenta la comisión de delitos propios de la delincuencia organizada: robo, narcomenudeo, trata de personas, prostitución infantil. Es real", declaró.

Del total de inmuebles invadidos, Monreal dijo que al menos 10 % se ocupan en actividades ilícitas en las colonias Morelos, Guerrero y Condesa.

El funcionario, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) del líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, contó que le envió una carta al titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Rodolfo Ríos Garza, con datos precisos, por calle y colonia, sobre la ubicación de esos inmuebles.

Explicó que la delegación integra 33 colonias y la invasión se presenta en 16 o 17 de ellas, principalmente Centro, Roma, Condesa, Santa María La Ribera, Tabacalera y Buenavista, y destacó que en muchos casos los edificios están protegidos por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

"Es tan grave el problema que se requiere un frente común de la autoridad", dijo, y añadió que "por la conglomeración (de personas) es muy atractiva la ciudad para cualquier actividad ilícita".

Para destacar la importancia de la delegación Cuauhtémoc, indicó que la demarcación integra 60.000 establecimientos mercantiles, entre ellos unos 13.000 restaurantes, bares y cantinas, y aseguró que genera un PIB de alrededor 270.000 millones de pesos, unos 14.330 millones de dólares.

Por otra parte, Monreal dijo que el secuestro de su suegro Juan Pérez Martínez, que ocurrió el sábado en Fresnillo, estado de Zacatecas, está en proceso de solución y confió en que saldrá con bien, y que tiene pruebas de que está vivo.

EFE/Foto: EFE