Ciudad de México.- El Cardenal Norberto Rivera dijo que en México la violencia se está normalizando y la corrupción es desmedida.

En la homilía de la Misa Crismal en la Catedral Metropolitana, expuso que toda consideración y respeto por la dignidad humana ha desaparecido.

"El caballo apocalíptico de la violencia, que ocasiona en nuestro País estragos espantosos, muertes atroces que ya vemos como cotidianas y no nos conmueven, personas descuartizadas, fosas clandestinas, desaparecidos, secuestros, feminicidios", dijo ante los feligreses.

Acompañado del Nuncio Apostólico, Franco Coppola, obispos y sacerdotes, Rivera habló de los periodistas asesinados y de los crímenes, secuestros y extorsiones contra curas.

El Cardenal atribuyó estos males al pecado de la corrupción que afecta a la sociedad.

"¡Cuidado con la corrupción de nuestra conciencia y la de quienes nos han sido confiados! Atentos a la perversión. Sabemos que muchos de estos males tienen su origen en el pecado de la corrupción, esa avaricia que en México es ya insoportable y desmedida", reprochó.

El dinero robado, añadió, no es del Gobierno, sino de los pobres, a quienes no llegan los servicios indispensables de alimentación y salud.

"Es innegable el egoísmo de quienes viven en una insultante opulencia a costa de la miseria de millones de pobres que carecen hasta de lo más elemental", expresó.

En su reflexión, habló de los miles de abortos y de las mujeres que toman esa decisión.

También calificó la ideología de género como una "perversión" que niega un principio de fe fundamental y una verdad biológica.