Ciudad de México.- Un total de 203 clínicas de cirugía estética fueron suspendidas por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y en otras 363 se identificaron anomalías en la prestación del servicio.

Tras revisiones en 2 mil 480 establecimientos de ese tipo, las sedes fueron suspendidas por no contar con autorización para operar ni con las condiciones sanitarias adecuadas, además de que el personal carecía de estudios con validez oficial y cédula profesional.

Otras irregularidades fueron que los cirujanos plásticos no contaban con certificados y recertificaciones de especialidad para realizar ese tipo de cirugías, medicamentos con fecha de caducidad vencida, equipo médico sin registro sanitario y falta de un quirófano dentro del consultorio.

Por estos motivos, la Comisión federal emitió una alerta sanitaria, que publicó en su portal de internet, para recomendar a la población no someterse a cirugías estéticas en clínicas que no cuenten con los requisitos sanitarios básicos para brindar el servicio.

"Las cirugías o tratamientos practicados en establecimientos con malas condiciones sanitarias y por personas no especializadas, que no cumplen con la legislación y normatividad sanitaria vigente, pueden provocar un grave riesgo a la salud de la población que acude a dichos lugares y, en consecuencia, el daño puede ser permanente o fatal", se lee en el documento.

La Cofepris señaló también que los establecimiento irregulares suelen anunciarse en internet, a través de volantes, con mantas en domicilios diversos, y ofrecen servicios a bajo costo y sin internamiento del paciente.

Los requisitos para una clínica segura, indicó, son una licencia sanitaria, que debe colocarse a la vista del público; médicos especialistas en cirugía plástica, con título profesional, y un área quirúrgica separada dentro del consultorio, sin posibilidad de contaminación y con acceso restringido.

REFORMA/Foto: CUARTOSCURO