Ciudad de México.- El mercado mexicano aumenta cada vez más sus compras de pollo a Estados Unidos, a raíz del encarecimiento del precio de la carne de res, aseguraron avicultores del País y especialistas del sector.

El año pasado sólo las compras de pierna y muslo a Estados Unidos refrigeradas alcanzaron su nivel más alto en la historia al sumar estas 238 mil 700 toneladas, esto es 18 por ciento más que en 2014, según muestran cifras de la Secretaría de Economía (SE).

En cuanto a precios, los datos arrojan que esas compras de 2015 ingresaron, en promedio, a un precio 36.8 por ciento menor del valor que registraron en Aduanas un año en 2014.

Las cifras de SE detallan que en todo 2015 las compras totales de pierna y muslo, incluyendo las que venían congeladas, sumaron 372 mil 400 toneladas, la cifra más alta de la que se tenga registro.

Para 2016, los datos hacen suponer que la oleada de pollo estadounidense seguirá.

Al cierre del primer trimestre el volumen de estas compras fue 23 por ciento mayor a la del mismo lapso del 2015.

Y del costo, de las cifras se desprende que cada tonelada importada costó 11.5 por ciento menos del valor por tonelada registrado también en el primer trimestre del año pasado.

Bachoco, el principal productos de pollo y huevo en México, refiere que la pierna y muslo de pollo son un producto de alto consumo en México, contrario a lo que ocurre en Estados Unidos.

Desde 2008, las importaciones de estos productos, provenientes de Estados Unido quedaron sin arancel, y Bachoco estima que esto podría incrementar esas compras.

Analistas explican que el mayor apetito por el pollo se debe al encarecimiento que en los últimos años ha tenido la carne de res.