Ciudad de México.- El Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, se disculpó por las declaraciones que hizo en el municipio de Acaxochitlán donde pidió a las mujeres indígenas que durmieran con ropa porque producen muchos "chamacos".

El pasado miércoles, durante una ceremonia donde entregó estufas ecológicas a comunidades marginales, el político les dijo a las mujeres que no tengan tantos hijos porque se queman con las estufas.

"Hay gente que quiere desviar la atención. Si observas lo que dije, hice una expresión con nuestras mujeres indígenas a las que quiero tanto, a las que apoyo tanto y a las que siento que me quieren tanto.

"Una expresión mía, alguien salió a decir que le parecía inadecuada, y yo, para no polemizar con nadie, dije que si les parecía inadecuado pues obviamente les pido disculpas", expresó Fayad.

El gobernador y su esposa, la actriz Victoria Ruffo, fueron los padrinos de develación de la placa conmemorativa por el primer aniversario de la obra La Cenicienta, que actualmente se presenta en el Teatro Tepeyac.

A su llegada al evento, Fayad explicó que su manera de hablar es una forma que utiliza para conectar con la gente, porque la población está harta de los eventos "estirados".

"Ustedes saben que yo soy muy claro para recibir cualquier situación de crítica venga de quién venga y si consideran que ya no debo de hacer expresiones jocosas para conectar con la gente.

"Si ustedes van con los hidalguenses, van a ver que hemos tratado de que los eventos públicos ya no sean estirados. La gente está harta de actos estirados donde tienes que cuidar de tal manera el lenguaje para no ofender a una organización de Nueva Zelanda o Australia".

Lo que consideró lamentable fue la poca tolerancia de ciertos sectores, pues ante lo sucedido, sus redes sociales fueron inundadas por insultos no sólo hacia su persona, sino a su mamá, sus hijos y a su esposa.

"Mi mamá qué culpa tiene de las tonterías de su hijo. A lo mejor yo cometí un error, pero y mi santa madre, de 94 años, o Victoria, qué culpa tenía para que le hayan dicho esas expresiones".

Ruffo, en tono de broma, solamente se concretó a decir que ella duerme con un mameluco que le cubre todo el cuerpo.

"Yo conozco a mi marido y se cómo habla con las indígenas y se mueren de la risa", agregó Ruffo.

ASÍ LO DIJO

"Si alguien considera que pueda ser algo ofensivo, humildemente le pido disculpas, pero no se dejen tomar el pelo por quienes quieren buscarle tres pies al gato".

Omar Fayad, Gobernador de Hidalgo.

REFORMA/Foto: REFORMA