Barandal

Luis Velázquez


*Denuncia penal de 39 pensionados

*Con bastón llegaron a la Fiscalía


Pasamanos:

Hay imágenes sociales que perturban en Veracruz, y al mismo tiempo, indignan, y aun cuando a Javier Duarte, JD, le vale, según el karma algún día se le revertirán, a él y/o a su familia (que nadie quisiera), pues, lo dice el clásico, “todo lo que aquí se hace… aquí se paga”.

Y, por supuesto, la mala fibra rozará al gabinete legal y ampliado, que ha sido cómplice del peor atropello a los derechos humanos y a las garantías individuales cometido en el duartismo.

Por ejemplo:

La fotografía de los pensionados, quienes luego de ser golpeados por los elementos policiacos de la secretaría de Seguridad Pública en el mes de diciembre como “regalo de navidad”, el viernes 8 de julio fueron entrando a uno a uno a la Fiscalía, unos apoyados en un bastón, para interponer una denuncia penal en contra del góber tuitero, el director del IPE y el sexto secretario de Finanzas por abuso de confianza y por desviar los recursos de sus pensiones.

Y porque tienen tres meses sin recibir el pago… que sirve para comer y comprar las medicinas.

La fotografía, por ejemplo, de los cientos de pensionados que una vez más tomaron la delegación de la secretaría de Educación en el puerto jarocho porque también los dejaron sin la pensión.

Todos, de la tercera edad.

Una pensionada, Rosa María Lara, con doctorado, lo expresa así:

“Hay 4 mil jubilados de Veracruz en lista de espera de su pago. Han sufrido deshidratación, baja en la presión, mala alimentación, tensión interna en las piernas por largas horas de pie extendiendo cartulinas, exigiendo la pensión”.

Así, llegó el viernes 8 en la tarde y la esperanza mudó en la gran estafa duartista.

“Otra vez, dijo Rosa María, a pedir dinero prestado a la familia. Pero la gente no te va a estar prestando a cada rato. Es horrible vivir así”.


Balaustradas:

Javier Duarte, ¿qué le hiciste al dinero de las pensiones, una pensión ganada según la ley después de 30 años de servicio ininterrumpido, con todo y que Vicente Benítez, “El costarricense”, pretendió desaparecer las pensiones cuando fuera tesorero de la Sefiplan?

JD, ¿tú y tus huestes desviaron el dinero público de las pensiones?

De ser así, ¿dónde lo tienen, en el jineteo bursátil y lo perdieron, en inversiones, en el extranjero, entre ustedes se lo repartieron?

¿Por qué si el dinero de las pensiones está aprobado por la ley y el Congreso en el mejor de los casos, es retenido, y/o en el peor, se lo fregaron?

¿Por qué si se fregaron el dinero…, el ORFIS, (presunto) Órgano de Fiscalización Superior, y la Comisión de Vigilancia del Congreso, y el Contralor y los auditores internos y externos, han callado?

¿Por qué cada mes y desde un año, dos años, más quizá, cada mes los pensionados han de tomar las calles y avenidas de Xalapa y bloquear dependencias oficiales para que les paguen?

¿Por qué como en el caso de los pensionados que tomaron la SEV en el puerto jarocho llevan 3 meses sin recibir el cheque correspondiente?

Más aún, ¿por qué con frecuencia a unos, muchos, muchísimos pensionados les pagan con cheque de hule, es decir, sin fondos?

Por eso, se aplaude la decisión de 39 pensionados que el viernes 8 de julio interpusieron la denuncia penal en contra de Javier Duarte y un par de duartistas, con todo y que el Fiscal General se haga omiso y occiso, y por tanto, estafe a todos.

¿Dónde tienes el dinero, Javier Duarte, dónde?


Escaleras:

Los pensionados están hartos de que cada mes han de tomar calles y avenidas reclamando el pago.

Hacia el fin de la semana anterior, 104 pensionados del IPE en el puerto jarocho, sin cobrar.

En Chicontepec, de cien afiliados a la delegación uno, sección 46 del Snte, 80 sin cobrar la pensión.

Ocho de cada diez en el resto de Veracruz, con la cruz a cuestas sin la pensión.

Dice Adriana Sánchez Tejeda, vocera de los Copipes:

Seis días después del mes, fecha de pago, “ningún funcionario duartista nos recibió” cuando ya estaban en el Salón Juárez del palacio de gobierno en Xalapa.

Es más, “Flavino Ríos, el secretario de Gobierno (madreador de viejitos) estaba escondido en otra oficina. Nunca dio la cara”.

Por eso han programado, entre otras acciones, marchar a la Ciudad de México (igual que los indígenas de Soledad Atzompa con su alcalde, el perredista Bonifacio Aguilar) para ver si pueden llegar a Los Pinos.

Y es que, y como afirma Rodolfo Suárez Castellanos, líder de la delegación uno de la sección 46 del SNTE, “cada año la Sefiplan robó 300 millones de pesos de los seguros de los trabajadores”.

Y, por añadidura, en tal vorágine, y con todo el autoritarismo del mundo, también dispusieron y siguen usufructuando el dinero de las pensiones.

El viernes 8 de julio de nuevo resonó en Xalapa la frase bíblica gritada por los viejitos a quienes Flavino Ríos ordenó madrear:

“¡Duarte ratero devuélveme mi dinero!”

“¡Duarte Ladrón devuelve mi pensión!”.

De acuerdo con el karma, la mala vibra, la mala leche, siempre se revierten, ya con uno mismo, ya con la familia, la esposa, los hijos, los nietos, los padres, los hermanos, y hasta con las barbies.

Todo aquí se paga, pues ni el cielo, tampoco el infierno, existen.