Ahora que habrá en la región centro de Veracruz, gobiernos municipales de izquierda se hace necesario que estos se mantengan vinculados con las necesidades del pueblo. Una de esas necesidades es contar con velatorios municipales de bajo costo al alcance de los más humildes. Los costos en Orizaba y región por estos servicios son altos, debiendo los deudos desembolsar dinero en efectivo que la mayoría de las veces no se tiene.

Pensando en ello y en su compromiso de cercanía con los ciudadanos, los gobiernos municipales de Río Blanco, Rafael Delgado, Huiloapan, Xalapa, bien pueden iniciar un programa funerario que incluya, capillas de velación, ataúd, carroza, crematorios, todos de muy bajo costo, en apoyo a los trabajadores, necesitados y personas que así lo requieran.

El enfoque social de estos gobiernos, bien puede aterrizar proyectos en beneficio de la comunidad de sus municipios. Aquí mismo en Orizaba, a partir del primero de Enero de 2018, el cabildo tendrá presencia política de tres regidores de oposición de izquierda, dos de Morena y uno del PT.

Será el momento para que dentro de sus agendas, registren este importante proyecto de beneficio social. La izquierda en el mundo siempre se ha caracterizado por su cercanía real con los vecinos, colonos y trabajadores de bajos salarios. Por ello mismo, aquí en la región y también en la capital Xalapa, se puede iniciar las necesarias funerarias municipales e instalarlas en cementerios o casonas propias para ello. Donde un servicio completo solo recupere el costo de lo ofrecido.

Así por ejemplo, un servicio de velación en sala funeraria, ataúd, traslado, tenga un valor mínimo, digamos 1,500 pesos. Esto es realmente un apoyo a los ciudadanos en sus momentos de dolor y pena. Varios presidentes municipales de izquierda así como regidores y síndicos, han entrado en conversaciones para que, aprovechando la autoridad que ejercerán a partir de 2018, puedan hacer realidad un proyecto como el descrito.

La izquierda debe apoyar a los ciudadanos con proyectos reales (guarderías de bajo costo, bufetes jurídicos gratuitos, comedores populares, ciclopistas, mercados para ambulantes, teatro comunitario, programas de cultura crítica). Esos proyectos marcaran diferencia entre un gobierno de izquierda (que apoya al pueblo) y los gobiernos de derecha (que apoyan caciques y millonarios). Es momento de estar haciendo planeación municipal con enfoque de género. Nada de obras de ornato de alto costo y bajo impacto social.

Lo que urge es apoyar los bolsillos del ciudadano de a pie, el que no tiene auto y mantiene con su salario mínimo a toda una familia. Lo hemos visto aquí en la región y otros municipios. Ahí en la práctica diaria está el compromiso real con la comunidad, no en la demagogia de palacio. Las funerarias privadas tienen precios muy altos. Lo hemos verificado. No todos podemos pagar esos precios.

Los gobiernos municipales de izquierda en la región tienen ante sí este primer compromiso. La ciudadanía votó por ellos. No deben fallar. Por nuestra parte estaremos al pendiente de que estas demandas sociales se cumplan. La izquierda debe estar fuertemente articulada con los trabajadores, ahí radica su fuerza. No hacerlo es traición a los principios universales establecidos por la izquierda. La lucha política pasa por el apoyo a los trabajadores (mujeres y hombres) de barrios y colonias que lo necesitan.


JESÚS VÍCTOR GARCÍA REYES

Politólogo (UNAM / BUAP / INAP). Catedrático. Coordinador del CECDMO.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz