Aumentaron las remesas

que nos mandan mes con mes

los paisanos que los pies

se mojan en las empresas,

de vivir penurias gruesas

al cruzarse al otro lado

porque de este está fregado

el trabajo y el ingreso,

aunque lo maltrate grueso

la migra si es capturado.


Ellos son los espartanos

que en misión casi suicida

van buscando mejor vida

para sus hijos y hermanos,

llevan el alma en las manos

y la férrea voluntad.

de vencer la adversidad

con trabajo tesonero

y después mandar dinero

a quien dejó en orfandad.


Se debía de construir

un monumento al migrante

por ser tan, tan importante

a México, su existir,

logramos sobrevivir

y hay casas, agua, bondades

en muchas comunidades

que antes estaban muy pobres,

pues sólo ganaban cobres

y había mil necesidades.


Con la mugre situación

muchas veces he pensado

en lanzarme al otro lado

pa mandar el billetón,

mas soy golfo de nación

con piquete de pereza,

y no creo que una remesa

de aquí me mande mi amor

pa que viva en Nueva York

golfeando entre la nobleza.


Aquí mejor chachareo

en mi adorable faena

de rascarle en la pepena

y así Tromp no me ve feo,

mas los que hacen el arreo

de enviar lana a su país

haciendo gente feliz

con ropa, escuela y sustento

mi gran reconocimiento

vienen de noble matriz.


RUPERTO


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz