México.- Cerca de 5.0 por ciento de los usuarios con dispositivos Android a nivel mundial han instalado la aplicación Pokémon Go, revela la compañía Fortinet, la cual advierte sobre los riesgos físicos y seguridad en los equipos de quienes bajan el juego.

La empresa dedica al diseño y fabricación de componentes y dispositivos de seguridad de redes explica que el juego se ha convertido en uno de los más exitosos e incluso ha rebasado a aplicaciones consolidadas como Tinder, dedicada a conocer personas.

El éxito ha sido tal que las personas han arriesgado incluso su seguridad por intentar capturar los 151 pokémones disponibles, indica.

Ejemplificó que en Florida, Estados Unidos, dos adolescentes que jugaban fueron blanco de disparos por parte de un hombre que los creyó ladrones, aunque ninguno resultó herido.

En tanto, en Inglaterra, cuatro adolescentes fueron rescatados por la policía luego de quedar atrapados en una red de cuevas subterráneas.

Fortinet señala que además de los riesgos físicos, la descarga de la aplicación también implica daños a los dispositivos electrónicos, toda vez que sólo está disponible en algunas regiones, por lo que los usuarios han optado por descargar versiones no certificadas.

Apunta que entre los riesgos están la instalación ilegal de aplicaciones por parte de los cibercriminales.

Asimismo, subraya que la aplicación puede contener una herramienta de restricción a determinadas partes o archivos del sistema infectado, denominada Ransomware, la cual toma control sobre todas las fotos y documentos y de esta forma el cibercriminal cobra por la posibilidad de desencriptar la información.

Refiere que los delincuentes también pueden instalar un malware que podría agregar el dispositivo móvil a una botnet o conjunto de robots informáticos y convertirlo así en un "esclavo" con control para organizar ataques a redes mayores.

El director del Equipo de Sistemas Especializados en América Latina y el Caribe de Fortinet, César Navarrete, dijo que los usuarios usan herramientas de túneles de datos que le permiten al dispositivo móvil simular estar “físicamente” en el país en donde la tienda de aplicaciones cuenta con la aplicación que el usuario desea instalar.

El directivo afirma que no existe una ley expresa que restrinja el envío de datos por medio de un punto de acceso adicional o túneles, situación que aprovechan los usuarios para realizar las descargas.

Ante este panorama, recomienda a los “gamers” que no quieren esperar a que la aplicación esté oficialmente disponible en su país, optar por usar cuentas de una nación en el que sí esté autorizada.

Sin embargo, recuerda que hacer compras en una tienda de otro país puede implicar cargos por acceso, pero la inversión será mucho mejor que el costo que implican los riesgos. Notimex