Harare, Zimbabwe .-En una extraordinaria declaración después tomar la televisión estatal y en una noche de desconcierto, el Ejército de Zimbabwe intentó asegurar al país que sus acciones no se trataban de un golpe de Estado.

Un portavoz de las Fuerzas Armadas anunció que el Presidente, Robert Mugabe, se encontraba sano y salvo, pero indicó que "los criminales a su alrededor" serían perseguidos.

"Tan pronto como cumplamos nuestra misión, esperamos que la situación volverá a la normalidad", dijo el vocero, quien pidió a las iglesias que rezaran por el país.

Durante la noche se escucharon al menos tres explosiones en la capital, Harare, y se vieron vehículos militares en las calles después de que el comandante del ejército amenazó con intervenir para calmar las tensiones políticas en torno al posible sucesor del Presidente, de 93 años de edad.

Mugabe destituyó el lunes a su vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, y a otros miembros veteranos del partido gobernante, el ZANU-PF, lo que generó fuertes críticas entre las Fuerzas Armadas.

El comandante del Ejército, Constantino Chiwenga, criticó con dureza a Mugabe ese día, y le advirtió directamente que, de continuar la depuración de su Gobierno, tomaría "medidas correctivas".

"Esto no es una toma militar del Gobierno. Lo que estas fuerzas quieren es pacificar una situación degenerada política y socialmente en nuestro país", expresó ayer el portavoz de las Fuerzas Armadas en la televisión estatal.

Conócelo

Nombre: Robert Mugabe

Edad: 93

Cargo: Presidente de Zimbabwe

Experiencia: Héroe de la independencia del país africano, se ha mantenido durante más de 30 años en el poder mediante elecciones consideradas en su mayoría fraudulentas por la comunidad internacional. Bajo su mandato, la inflación de Zimbabwe se multiplicó por 14 millones.

Reforma