Nueva York.- Las nuevas noticias sobre un posible retraso en la implementación de un punto importante de la reforma fiscal que prepara la Casa Blanca generaron hoy pérdidas en Wall Street y rompieron la racha de récords que se venía acumulando.

Aunque los tres indicadores habían cerrado la sesión del miércoles con marcas históricas, hoy el parqué neoyorquino tuvo el peor retroceso en dos meses, con un descenso del 0,43 % en el Dow Jones de Industriales.

Caídas parecidas tuvieron el selectivo S&P 500 (-0,38 %) y el índice compuesto del mercado Nasdaq (-0,58 %).

Y es que las noticias que vinieron desde Washington hoy generaron decepción en el parqué neoyorquino, que está siguiendo con gran expectación el curso legislativo de la reforma tributaria que ha prometido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El proyecto que está viendo el Senado, distinto en algunos puntos al de la Cámara de Representantes, indica que, según filtraciones a la prensa, la reducción de las tasas corporativas desde el 35 al 20 % tardará un año más de lo previsto.

La cámara alta quiere que en lugar de 2018 entre en vigor en 2019, entre otras razones, según los analistas, para que no tenga un impacto de sopetón en el déficit público.

También hay otros cambios respecto al proyecto de la Cámara de Representantes, pero Wall Street se estaba enfocando en el retraso en la reducción de las tasas corporativas, por lo que la mala noticia impactó en las operaciones.

Wall Street ya está acostumbrada a subidas y bajadas teniendo en cuenta cómo vienen los vientos políticos de Washington. Sucedió durante la fracasada reforma del programa de salud oficial conocido como "Obamacare", y está sucediendo ahora de nuevo.

Se espera entonces cierta volatilidad en el mercado, parecida a la de hoy, durante las próximas semanas o meses según avance en el Congreso esa reforma tributaria, y se crucen dimes y diretes entre los legisladores.

Algunos analistas creen que el tema de la reforma fiscal verdaderamente ha sido utilizada como excusa para apostar por las ventas este jueves, teniendo en cuenta la buena tanda que ha tenido Wall Street últimamente.

"Después del prolongado repunte, todo el mundo está preocupado de que les pillarán con la guardia baja cuando pare la música", razonó el estratega de inversiones Mark Luschini, de la firma Janney Montgomery Scott. EFE