Lisboa.- El número de fallecidos en los incendios desatados el pasado domingo en el centro y norte de Portugal, que ya están extintos, se elevó a 41 personas, según infromó la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC).

Esta nueva cifra, con cuatro víctimas mortales más que en el último balance oficial, se produce después de que se hayan encontrado más cuerpos y de que una mujer falleciese este martes en el Hospital de Coimbra, explicó la portavoz, Patrícia Gaspar.

Además, el último balance oficial cifraba en 71 los heridos causados por la ola de incendios, que incluyó más de 500 fuegos el pasado domingo en todo el territorio portugués.

El descenso de las temperaturas y la llegada de las precipitaciones ayudaron a los efectivos lusos a terminar de controlar los últimos fuegos a primera hora de este martes, en el primero de los tres días de luto oficial decretados por lo ocurrido.

Con los fuegos apagados, las fuerzas políticas exigieron responsabilidades al Gobierno y el partido más a la derecha del Parlamento, CDS-PP, anunció que presentará una moción de censura al Gobierno socialista de António Costa, que este martes visitó algunas zonas afectadas.

Ésta es la segunda tragedia forestal que vive Portugal este año, después de que el gran incendio de Pedrógão Grande dejase a mediados de junio 64 muertos y más de 250 heridos. EFE