Ciudad de México.- Un grupo de entre 6 y 8 hombres armados tomó rehenes al interior de un restaurante frecuentado tanto por gente de la localidad como extranjeros, en una zona diplomática en la capital de Bangladesh.

Los atacantes entraron al restaurante Holey Artisan Bakery, en el área de Gulshan en Daca, alrededor de las 21:20 horas, tiempo local, y tomaron como rehenes a comensales y empleados, reportaron las televisoras bangladesíes.

Conforme a varios medios locales, la cifra de los rehenes oscila entre los 20 y 25.

De acuerdo con The Guardian, dos agentes de Policía fueron gravemente heridos y uno murió en el hospital.

Además, una fuente en el lugar dijo a la CNN que los atacantes arrojaron granadas.

"Un número desconocido de personas todavía se encuentra dentro del lugar, pero no podemos confirmar que hayan sido tomados de rehenes", explicó a la cadena estadounidense el oficial Sayedur Rahman, del área Gulshan.

Los reportes televisivos informaron que se desconocía la identidad de los atacantes.

Agregaron que un enorme grupo de guardias de seguridad resguardó la zona y el restaurante, mientras intercambiaron disparos con los atacantes que detonaron explosivos.

La televisora Jamuna reportó, al citar a un empleado de la cocina del restaurante que logró escapar del lugar, que los hombres armados corearon "Allahu Akbar'' (Alá es grande) al momento de ingresar en el lugar.

Otro empleado del restaurante, Sumon Reza, declaró al diario The Daily Star que varios hombres armados con bombas, pistolas y espadas entraron en el local y tomaron como rehén a uno de los trabajadores.

"Explotaron varias bombas caseras provocando un gran pánico entre todos. Gritaron 'Alá es grande' antes de explotar las bombas", declaró a este medio el testigo, que pudo salir del restaurante.

Sobre este ataque, la Embajada de EU en ese país tuiteó: "Reportes de tiroteo y una situación de rehenes en Gulshan 2, Dacca. Por favor resguárdense y estén atentos a las noticias".

El suceso se produce después de que a finales del mes pasado dos supuestos responsables de asesinatos sectarios murieran en sendos tiroteos con fuerzas de seguridad en Bangladesh.

Reforma