Washington.- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguró hoy que no va a dar "lecciones" al presidente estadounidense, Donald Trump, sobre acogida y seguridad, pero que Canadá mantendrá su espíritu de "apertura hacia los refugiados".

En una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca, Trudeau aseguró que Canadá "continuará con su política de apertura hacia la inmigración y los refugiados, sin comprometer la seguridad", lo que contrasta con las órdenes ejecutivas de Trump, que han intentado suspender todo el programa de asilo estadounidense. EFE