Lagos.- El grupo yihadista nigeriano Boko Haram difundió ayer un vídeo en el que aparecen chicas supuestamente pertenecientes al grupo de escolares secuestradas en Chibok en 2014 para demostrar que la mayoría de las más de 200 adolescentes raptadas siguen bajo su cautiverio.

Boko Haram presiona al Gobierno para que ponga en libertad a sus combatientes si quiere recuperar a las secuestradas y le responsabiliza además de la muerte de varias de ellas en bombardeos del Ejército nigeriano sobre posiciones de los yihadistas.

En el vídeo, de once minutos de duración, un terrorista enmascarado aparece hablando con decenas de escolares a sus espaldas, con semblante serio y ataviadas todas ellas con el velo islámico, según medios locales.

Armado con un rifle, el yihadista entrevista a una de las chicas, mientras algunas no pueden contener las lágrimas en el vídeo, el tercero en el que los terroristas muestran a las conocidas como “niñas de Chibok”.

El yihadista explica que 40 de las niñas han sido dadas en matrimonio, mientras que algunas han muerto tras bombardeos sobre el bosque de Sambisa, la vasta reserva que sirve de escondite a Boko Haram.

II EFE