Caracas.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció ayer un aumento del 50 por ciento del salario mínimo de los trabajadores públicos a partir de septiembre, mientras que la base de cálculo del bono de alimentación, que reciben todos los trabajadores, se incrementará más de un 200 por ciento desde agosto.

“Producto de las consultas durante el año con el movimiento laboral y la clase obrera, he decidido aumentar el salario mínimo y todas las tablas de salarios de trabajadores públicos a nivel nacional y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, explicó Maduro.

El mandatario señaló que el salario mínimo básico de los venezolanos que se situaba en 15.051 bolívares(421pesos)pasaráa22.576 bolívares (632 pesos), mientras que el bono de alimentación aumentará de 18.585 bolívares(520pesos)a42.480 bolívares (1,190 pesos).

Con este aumento, el ingreso mínimo mensual integral de los venezolanos aumentará casi un 100 por ciento y pasará de 33.636 bolívares (941 pesos) a 65.056 bolívares (1,818 pesos).

Maduro precisó que el aumento del bono de alimentación se realizará a partir del 1 de agosto, por lo que las empresas deberán cancelar retroactivo a sus trabajadores.

Este es el tercer aumento de salario mínimo que el gobierno venezolano realiza en 2016.

Con el incremento anunciado ayer el salario integral mínimo (salario más bono de alimentación) ha experimentado una subida del 396.7 por ciento desde enero de 2016.

INCREMENTO

396

II Por ciento, es el aumento total al salario mínimo venezolano, desde enero de 2016.

Agencia EFE