Riad.- Al menos cuatro policías murieron y otros cinco resultaron heridos en un atentado suicida perpetrado ayer cerca de Al Masyid al Nabaui (la Mezquita del Profeta), la segunda más sagrada del islam y ubicada en la ciudad saudí de Medina, informó el Ministerio saudí del Interior.

Los agentes de seguridad sospecharon de un hombre que se dirigía a la mezquita a través de un estacionamiento y este, al ser interceptado, detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo.

Casi de forma simultánea, otro terrorista suicida acabó con su vida cerca de la mezquita de Al Umran, cerca de un mercado en el centro de la ciudad oriental de Al Qatif, de mayoría chií.

Un testigo explicó a Efe que los restos del suicida aparecieron dispersos por el lugar, que fue después cercado por las fuerzas de seguridad.

Interior señaló en su nota que restos de tres personas fueron hallados en el lugar y están siendo identificados.

Horas antes, un terrorista suicida se hizo estallar cerca del consulado de Estados Unidos en la ciudad costera saudita de Yeda, causando heridas a dos guardias de seguridad.

Ningún grupo reivindicó hasta ahora la autoría de esta poco común serie de atentados.

 

II EFE