La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, rechazó ayer la invitación cursada por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, para conversar en México sobre la relación bilateral y a la que sí accedió el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

En una entrevista en el canal ABC, el periodista David Muir preguntó a la ex secretaria de Estado si tenía previsto aceptar la invitación de la Presidencia de México y viajar al país latinoamericano antes de las elecciones presidenciales, fijadas para el 8 de noviembre.

"No", contestó Clinton, quien aseguró que tiene previsto centrarse en las políticas para crear empleo en Estados Unidos. y en lo que debe hacerse "para garantizar que los estadounidenses tienen las mejores oportunidades posibles en el futuro".

Trump, rival de Clinton, se reunió el pasado miércoles en México con Peña Nieto y horas después pronunció un discurso en Arizona (EU.) en el que retomó la línea dura contra la inmigración que le aupó en las primarias republicanas e insistió en que alzará un muro pagado por el Gobierno mexicano y deportará a todos los indocumentados.

Clinton consideró "desafortunado" el viaje de Trump a México y acusó a su rival de haber creado un "incidente diplomático".

"No supo comunicarse de manera efectiva con un jefe de Estado. Y creo que está muy claro el resultado de ese viaje", añadió Clinton, quien hizo referencia a las diferencias entre el mandatario mexicano y Trump sobre la propuesta del magnate para que el Gobierno de México pague por el muro fronterizo.

"Él salió diciendo una cosa y el mandatario mexicano lo contradijo casi inmediatamente", resaltó Clinton.

II EFE