La empresa organizadora de eventos para la exhibición de autos clásicos y de lujo Amelia Island Concours d'Elegance, de Florida, contrató los servicios de un águila entrenada para derribar los drones aéreos que molestan e incomodan a los asistentes, informó el sitio The Journal Classic Cars.

El encargado de mantener el cielo despejado durante la celebración de los encuentros es Daniel Sexton Gurney, un águila real que cuenta con el rango de Coronel Oficial de Seguridad Aérea, entrenada para la búsqueda y derribo de animales y dispositivos aéreos.

El Coronel Eagle, nombre por el que es conocido, es un miembro semiretirado de la Guardia Nacional Aérea del Aeropuerto Internacional de Jacksonville, Florida, que se encargará en 2018 de cuidar que los vehículos de lujo de los eventos no sufran algún daño por los drones derribados.

Asimismo, mantendrá el control sobre el resort Ritz-Carlton Amelia Island y el campo de golf adyacente donde se realizan los concursos y eventos, así como en el aeropuerto de Fernandina Beach.

"El coronel, o 'señor' como lo llamamos aquí en Amelia Concours, nos ha asegurado que no habrá drones operando en el cielo durante el concurso de The Amelia Cars and Coffee, Porsche Driving Experience o cualquier otra actividad durante Amelia Concours Weekend. Punto. Sin excepciones. No hay excusas", señaló el Bill Warner, presidente de la empresa organizadora.

El águila no es única con el entrenamiento específico, agencias policiales y militares de todo el mundo utilizan el instinto natural de las aves para perseguir y atrapar a los dispositivos aéreos.

De hecho, es común que las águilas salvajes ataquen a los drones por diferentes motivos como la cacería o porque representen alguna amenaza para ellas.

REFORMA