Barcelona, España.- Alrededor de 761 personas han resultado heridas durante los operativos de la Policía y la Guardia Civil con el objetivo de impedir el referendo sobre la independencia de Cataluña, informó el Servicio de Emergencias.

Entre los lesionados se encuentran dos personas en estado de gravedad: un hombre que recibió un golpe en un ojo con una bola de goma y otro que sufrió un infarto en el desalojo de un centro de votación.

Las fuerzas de seguridad irrumpieron en centros de votación y repelieron a las personas que trataron de impedir la confiscación de boletas.

Pese a la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a los Mossos d'Esquadra (fuerza policial catalana) de desalojar los colegios electorales e impedir su apertura, la mayoría de los agentes se limitaron a patrullar las cercanías de los centros, por lo que seis jueces iniciaron investigaciones por su inacción.

Los incidentes también provocaron que nueve agentes fueran agredidos, así como otros dos de la Guardia Civil.

Un portavoz de la Policía admitió el uso de bolas de goma, elemento antidisturbios prohibido en Cataluña desde 2014, a consecuencia de un incidente que provocó la pérdida de un ojo a un persona tras recibir un impacto en una manifestación en Barcelona el 14 de noviembre de 2012.

La presencia de las fuerzas de seguridad se replicó en varias localidades de Cataluña, aunque los principales incidentes se han presentado en escuelas de Barcelona como el instituto Ramón Llull; la escuela Mediterrània, en Barceloneta, o el colegio Prosperitat, en Nou Barris.

Los agentes antidisturbios de la Policía Nacional también se desplegaron para impedir la entrada al colegio Infant Jesús de Barcelona, centro en el que estaba previsto que votara el ex Presidente Artur Mas, así como en el colegio Nostra Llar de Sabadell (Barcelona), donde se esperaba llegara la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell.

Agencia Reforma

Foto: EFE