CIUDAD DE MÉXICO.- Las historias de resiliencia y resistencia que sucedieron durante el Holocausto no terminan.

Hoy se presentará en el Museo de Memoria y Tolerancia (MMyT), a las 18:00 horas, el documental Paraíso en Auschwitz, de Aarón y Esther Cohen, que se centra en la historia de cómo Fredy Hirsch creó un oasis para los niños de Auschwitz-Birkenau, facilitándoles educación y formación artística.

Los 13 sobrevivientes que formaron parte de aquel pasaje se dedicaron a la creación, dato que no es fortuito, advierte en entrevista Aarón Cohen.

"Como (Hirsch) era alemán, y sabía hablarles de tú a tú, convenció al director del campo de abrir una barraca para los niños. Consiguió decorarla con pinturas infantiles...; consiguió instructores, gente mayor que sabía de filosofía, música, literatura, quienes les impartían clases".

También había un coro, agrega Cohen.

La barraca inició en el otoño de 1943, cuando Hirsch fue trasladado del campo de Terezín a Auschwitz.

Con guión de Sabina Berman, el filme trae del olvido a Hirsch, quien fue borrado de la historia por su orientación sexual, considerado un cobarde por supuestamente haberse suicidado, recuerda Cohen, quien dio con la historia tras entrevistar en 2008 a Bedrich Steiner, uno de los niños sobrevivientes, fallecido en México en 2014. A él le dedica el documental.

Paraíso en Auschwitz se proyectará nuevamente en el MMyT mañana a las 16:00 horas.

Reforma