Madrid, 28 Jun (Notimex).- El ex presidente de Cataluña, Artur Mas, será enjuiciado por presunta desobediencia y prevaricación administrativa, al haber realizado una consulta independentista que el Tribunal Constitucional le había prohibido.

En una nota informativa, la Sala Civil y Penal del Tribunal indicó que también se abrirá juicio por los mismos presuntos cargos a la ex vicepresidenta catalana Joana Ortega, y la ex consejera de Educación, Irene Rigau.

El 9 de noviembre de 2014 se realizó en Cataluña, noreste de España, una consulta sobre la independencia de esa comunidad respecto de España, pero careció de validez jurídica al haber sido anulada su convocatoria por el Tribunal Constitucional.

Ante ello, Mas decidió seguir con la consulta y denominarlo “proceso participativo” o “consulta alternativa” pero con las mismas preguntas preparadas: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado?”, y en caso afirmativo “¿Quiere que este Estado sea independiente”.

La consulta estuvo llena de polémica al carecerse de un censo electoral específico, y por llamar a votar a los mayores de 16 años, por lo que al final votaron dos millones 300 mil personas, un tercio del total convocados según censo de población.

De los que votaron, un 80.76 por ciento se manifestó a favor de esa independencia, y eso fue tomado por Mas y su gobierno como parte de los argumentos para insistir en su proyecto independentista.

NTX