Moscú.- Los yihadistas que atacaron Palmira hace unos días llegaron a esta ciudad con el apoyo de Estados Unidos o al menos su connivencia, dijo el presidente sirio, Bachar al Asad, en una entrevista a una televisión rusa.

"Muchos de esos terroristas vinieron desde Al Raqa y Deir ez Zor bien con el apoyo directo de los estadounidenses o, al menos, con su conocimiento, cerrando los ojos, y luego permitieron a Turquía, Catar y Arabia Saudí completar la misión apoyando y copatrocinando al Estado Islámico (EI)", señaló Al Asar, en un fragmento difundido por el canal Rossia-24.

"Esto es lo que está ocurriendo en Palmira. La cuestión no está solo relacionada con Mosul", agregó en alusión a las informaciones acerca de que los guerrilleros que reconquistaron las ruinas romanas procedían de la ciudad iraquí, de la que habrían huido ante la ofensiva de EEUU e Irak contra esa urbe.

El ataque yihadista a Palmira, "con un gran número de combatientes que recorrieron decenas de kilómetros dotados de armas que antes no tenían a su disposición, demuestra el apoyo directo por parte de algunos Estados a los terroristas", denunció el presidente sirio.

Al Asad acusó a las tropas estadounidenses, que participan en operaciones contra el EI en Mosul y Al Raqa, de permitir a los terroristas salir de esas zonas sin ningún impedimento.

Al mismo tiempo, en otra entrevista al canal de la televisión internacional rusa RT, el líder sirio denunció que los países occidentales sólo se preocupan de la población civil cuando las ofensivas son del Ejército gubernamental, pero no cuando muere gente por ataques de los terroristas.

"No les preocupa cuando los sirios son asesinados por los terroristas o cuando estos atacan Palmira y destruyen su patrimonio", apuntó.

Los llamamientos de Occidente a Rusia para que influya en el Gobierno sirio, agregó, sólo persiguen frenar los éxitos del Ejército sirio en su lucha contra el terrorismo.

EFE/Foto: DEPOSITPHOTOS