Miami (EE.UU.).- Un sismo de 3,7 grados de magnitud en la escala de Richter que se sintió el pasado 10 de julio en la costa este de Florida fue resultado de una "explosión experimental" realizada en el mar por un barco de la Armada estadounidense, informaron hoy medios locales.

El epicentro de la explosión se localizó a unas cien millas de la localidad de Daytona Beach, en el condado de Volusia, en la costa noreste de Florida, donde más se sintió el temblor, recogió el canal First Coast News.

El citado medio explicó que se comunicó con la base naval de Maypot para recabar más información sobre la naturaleza de la explosión, pero fue derivado hacia el denominado Surflant, organismo que supervisa la Fuerza Naval estadounidense en el Atlántico, sin que hasta el momento haya respuesta oficial.

De manera que el temblor detectado por sismógrafos en EE.UU., el Caribe y algunos países de Suramérica tuvo su origen no en un terremoto, sino en una prueba militar practicada en el mar por un buque de la Armada estadounidense.

El diario The Daytona Beach News-Journal informó, por su parte, que la Armada notificó al Servicio Nacional de Pesca de la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA) sobre su intención de llevar a cabo una serie de pruebas militares en el mar.

Este organismo concedió a la Armada un permiso para realizar ensayos militares entre 2013 y 2018 al este de la costa noreste de Florida, y la prueba más reciente fue realizada por el buque de guerra USS Jackson, que arrojó al mar una bomba de unas 10.000 libras de peso a unas cien yardas del barco, según The Weather Channel.

De acuerdo a este último canal, el USS Jackson es uno de los nuevos barcos de guerra de la Armada de gran capacidad antisubmarina, antiminas y de operación en la superficie marítima.

EFE/Foto: DEPOSITPHOTOS