El Cairo.- El Gobierno saudí decidió hoy cerrar la oficina de la televisión catarí Al Yazira en el país y revocar su licencia, después de que el reino cortara las relaciones diplomáticas con Catar por su supuesto apoyo al terrorismo.

La agencia oficial de noticias saudí SPA informó de que el ministerio de Cultura e Información cerró la oficina del canal de noticias y le retiró el permiso para operar en Arabia Saudí.

La medida responde a que Al Yazira "ha promovido planes de grupos terroristas y apoyado a los rebeldes hutíes en el Yemen", explicó la agencia.

Asimismo, responsabilizó al canal catarí de intentar romper la unidad nacional en Arabia Saudí y actuar en contra de la soberanía del reino.

Hoy mismo, Arabia Saudí anunció que rompía las relaciones diplomáticas con Catar, además del cierre de su frontera terrestre con este país y la prohibición del tránsito de barcos y aviones de este país por sus puertos y aeropuertos.

Las mismas medidas fueron adoptadas por Emiratos Árabes Unidos y Baréin, y las tres monarquías del golfo Pérsico han pedido a sus ciudadanos que regresen a casa, y a los cataríes que abandonen sus territorios en un plazo de dos semanas.

Por su parte, Egipto sólo ha cortado las relaciones diplomáticas, pero hace tiempo que el país cerró la oficina de Al Yazira y persigue a los trabajadores de esta cadena catarí, por su apoyo a los Hermanos Musulmanes.

Catar fue acusado por los cuatro Estados árabes de apoyar a "grupos terroristas", entre ellos los Hermanos Musulmanes, que gobernaron en Egipto entre 2012 y 2013. EFE