Ciudad del Vaticano.- El proceso que juzga la filtración y publicación de documentación clasificada de la Santa Sede, en el que está imputado el cura español Lucio Vallejo, quedó hoy visto para sentencia, que se conocerá esta tarde.

El presidente del Tribunal de primera instancia del Estado de la Ciudad del Vaticano se retiró a deliberar con el resto de miembros del Colegio de Jueces tras una breve audiencia convocada para escuchar las palabras finales de los cinco imputados.

Se trata del cura español Lucio Vallejo, exsecretario de la comisión investigadora de asuntos financieros de la Santa Sede (COSEA), de la que proviene la mayor parte de la información filtrada y que ha confesado haberla pasado a los dos periodistas también imputados, Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi.

También la colaboradora de Vallejo, Francesca Chaouqui, y el secretario ejecutivo de la COSEA, Nicola Maio.

La fiscalía ha pedido una pena de tres años y un mes de cárcel para Vallejo, tres años y nueve meses para Chaouqui, un año para Nuzzi y las absoluciones de los otros dos imputados.

Las respectivas defensas han pedido la absolución de todos sus representados.

EFE/Foto EFE: Los periodistas italianos Gianluigi Nuzzi (i) y Emiliano Fittipaldi (d), a su llegada al juicio por divulgación de documentación clasificada del Vaticano.