EE.UU. advirtió hoy que los países de la región andina siguen siendo los mayores productores de coca y cocaína del mundo, con Colombia a la cabeza, seguido de Perú y Bolivia, de quien afirma que ha "fracasado de manera demostrable" en su lucha antidrogas.

Estas son algunas de las conclusiones del informe anual relativo a 2016 sobre el narcotráfico enviado hoy por el Departamento de Estado de EE.UU. al Congreso de ese país para su consideración.

Estados Unidos indicó que Bolivia es uno de los tres países, junto a Birmania y Venezuela, que han "fracasado de manera demostrable" a la hora de cumplir sus obligaciones internacionales en la lucha contra la droga, una demanda que el Gobierno estadounidense lleva haciendo desde 2008.

Esa determinación, expresada por el expresidente Barack Obama en septiembre pasado, supone que EE.UU. no concederá al país andino ningún tipo de asistencia que no sea "humanitaria o para la lucha contra el narcotráfico", lo que reduce sustancialmente el tipo de ayuda económica que puede recibir La Paz de las arcas estadounidenses.

"Según los cálculos del cultivo de coca del Gobierno de EE.UU., el Gobierno de Bolivia y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Bolivia es el tercer productor mundial de cocaína en el mundo", apunta el informe.

"También es una importante zona de tránsito para la cocaína peruana. Estados Unidos estima que el cultivo de coca aumentó en 1.500 hectáreas (hasta 36.500) de 2014 a 2015, y el Gobierno boliviano cuenta "con controles inadecuados" sobre su cultivo interno. EFE